Marilyn Manson lanza su nuevo álbum “We are chaos”

13

Por J.Augusto Peña


El reverendo ha lanzado su esperado undécimo álbum antes de lo anunciado

Si bien se nos había dicho que el nuevo trabajo discográfico de Marilyn Manson sería publicado a finales de este año, el músico y artista multifacético ha decidido sorprender a sus fans, y hoy fue lanzado el álbum completo tanto vía streaming, como en su canal oficial de YouTube. El Long Play tiene un lado A y un lado B, a la antigüa usanza, cada uno con cinco canciones que siguen una temática a lo largo de su reproducción. 

En el primer sencillo “We are chaos”, lanzado el 29 de Julio, expresó un mensaje de solidaridad, aunque muy a su manera, argumentando que, si algo nos hace semejantes como especie, es que todos tenemos cuarteaduras en la bella imagen que esculpimos de nosotros mismos. A lo largo del álbum se aprecia una insistencia en rescatar cierta filantropía a la que apuntaba la iglesia satánica fundada por Antón Lavey, basada en respetar las singularidades de cada individuo y apreciarlas como rasgos que vuelven único e irrepetible a cada ser. 

El individualismo, el dualismo, y la soledad, son temas que Marilyn recorre líricamente, mientras que pareciera que Manson, es quien lleno de rabia se levanta contra la sociedad que considera opresora y arbitraria. El equilibrio lírico es equiparable al equilibrio que alcanza entre sus sintetizadores, las voces espectrales llenas de eco, y la batería casi primitiva que recuerda en distintos momentos la época del Antichrist Superstar y el Holy Wood, que han sido quizá sus álbumes más explosivos e iracundos.

Brian Warner había prometido una combinación entre David Bowie y The Killing Joke, si lo ha logrado o no dependerá de a quién se le pregunte, lo que es definitivo es que este álbum logra un balance entre Marilyn y Manson, además de ser probablemente su álbum con mayor unicidad conceptual, considerando que fue producido con los recursos más elementales, el propio Marilyn cuenta que para la pintura que utilizó en la portada utilizó la menor cantidad de colores posible. 

Este álbum habría marcado el inicio de una gira con Ozzy Osbourne, pero debido al estado de salud del vocalista, quien también recientemente ha lanzado un álbum, titulado “Ordinary Man”, todo tuvo que ser cancelado; aunque los planes fueron trocados, este nuevo LP representa el final de un proyecto en el que absorbió al anticristo superestrella por poco más de un año y medio.