Trump en campaña #EnTuFeis

90

Ni pex, en todos lados sopla el viento y en Estados Unidos también hay millones de personas que votan a las que hay que manipular a través de sus miedos más estúpidos e irracionales. Y ya estamos en esa bonita temporada donde el que dice más sinsentidos con la voz más fea puede granjearse un lugar en las encuestas. El residente de la Casa Blanca sabe que tiene que ser más estridente y aún más irracional en su discurso para apelar a los mismos votantes que le reprocharán que aún no ha construido un muro en nuestra frontera. De esto se trata esta temporada y los únicos que salen perdiendo son los ciudadanos de ambos países. Allá porque se dejan manipular, acá, porque llevamos demasiado tiempo dependiendo de su voluntad. Chale otra vez.