La noche de ayer se disputó el partido entre Atlético San Luis vs Querétaro, aparentemente todo transcurría de manera normal, el conjunto potosino llevaba la delantera 2-0, cuando de pronto el árbitro Óscar Macías se dispuso a parar el encuentro, ya que aficionados de ambos equipos comenzaron a lanzar diversos artefactos de manera violenta. 

Alrededor del minuto 50 comenzaron los primeros indicios de violencia, por lo que los espectadores tuvieron que ser reubicados de manera inmediata para garantizar su integridad física dentro del estadio ‘Alfonso Lastras’, acción que desató actos violentos entre las aficiones de ambos bandos, por lo que se necesitó la intervención de policías estatales. 

Cabe mencionar que el público que se encontraba cerca de la tribuna donde comenzó la trifulca tuvo que ingresar al campo para resguardarse de los ataques.

Fue al minuto 85 cuando se decidió suspender el encuentro, ya que los brotes de violencia iban en aumento. Después del lamentable acontecimiento, la Liga MX publicó un comunicado en el que reprobó los actos registrados: “Solicitamos a las autoridades del estado de San Luis Potosí actuar enérgicamente, conforme a la ley, para detener a los culpables de estos lamentables hechos e investigar a fondo todo lo sucedido. También exigimos al Club Atlético de San Luis realizar todas las denuncias pertinentes para que estos actos no queden impunes”. 

 Por su parte el Atlético de San Luis, también lamentó y condenó los hechos a través del siguiente comunicado:

Texto: Mariana Rojas