Somos nuestras | Por el Educador Sensual Raúl Brunó

26
www.pixabay.com
www.pixabay.com

Y vivieron felices para siempre… No, no es el final de ninguna historia, no de una real, se trata más bien del poco ingenio de algunos para hacernos creer que nuestras relaciones de pareja siempre deben tener finales felices, deben durar para toda la vida, pero sobre todo deben ser eternas, no, no importa si usted no es feliz.

Hace unas semanas un senador se expresaba de forma machista y misógina para con la que es su esposa, “pues me case contigo pa´mi”, decía en un video que rápidamente se hizo viral.

Muchas son las historias donde el casamiento significa un comprobante de posesión, aplica también para la unión libre, algunos hombres conciben a las mujeres como objetos que les pertenecen, que están a su disposición, que son sus sirvientas, del otro lado el panorama no mejora, hay también mujeres que desde una violencia normalizada, asumen roles que las convierten en “objetos” que pertenecen a unos o a otros. Sí, algunos viven historias no contadas que se asoman a diario, historias en donde no somos felices, no siempre. Y creemos que terminar una relación es sinónimo de fracaso, por eso nos quedamos, por los hijos, porque es mi cruz o por el que dirán.

Tanto se dice de la poca memoria que tenemos, de lo voraz del ambiente noticioso, y esto parece que también ya se olvidó. Leía algunas notas en donde el político se excusaba de este comentario desafortunado, que no debe pasar como una “broma machista” basta, estos comentarios son más comunes de lo que pensamos, la violencia normalizada en las relaciones de pareja es una realidad, la desventaja que se vive dentro de la pareja a veces es imperceptible, pues estas mujeres han crecido en contextos donde la violencia esta presente desde temprana edad, no existen “bromas machistas” porque todo lo que sea machista es desigual, lastima, mata.

Es cierto que las personas somos perfectibles, venimos a aprender, a crecer y a buscar ser felices, nunca por encima de los demás, nunca menospreciando, nunca lastimando o agrediendo, cometemos errores, lo seguiremos haciendo, este hombre ofreció todas las disculpas, pero más allá de los público, de las redes sociales, de lo que puede decir y volver mediático, yo espero que de verdad en lo privado esta reflexión nos llegue a todos, nos invite a actuar en favor de la igualdad de derechos.

Porque las mujeres son de ellas, porque son suficientes, porque las personas no les pertenecemos a nadie, no somos objetos, no trates a tu pareja, tampoco a tu mamá o a tus hermanas como si estuvieran obligadas a servirte, las personas cuando nos casamos o decidimos vivir en pareja nuestra libertad debe permanecer intacta, si caminar con alguien implica restarle a tu libertad, piensa en el precio que estas pagando.

Porque las personas no somos cosas, somos nuestras.