¿Por qué se “duermen” los pies?

141

Por Paulina García M.

Seguramente alguna vez has experimentado la sensación de hormigueo en los pies o en alguna otra extremidad del cuerpo, esto se conoce como parestesia y suele ocurrir cuando ejercemos mucha presión en un área determinada, lo cual propicia que se compriman las vías nerviosas y evita que se transmitan mensajes del cerebro a esta zona, lo que produce dicho adormecimiento.

Posteriormente, cuando cambiamos de posición se da un proceso en el cual las extremidades comienzan a comunicarse con el cerebro nuevamente, esto hace que desaparezca de forma gradual la sensación de ser traspasados por alfileres.

De forma que, no tenemos por qué preocuparnos al experimentar este tipo de sucesos; sin embargo, no hay que dejar “dormidas” las extremidades de nuestro cuerpo durante un largo tiempo, pues esto podría acarrear daños en los nervios. De igual manera, de acuerdo con algunos especialistas, cuando el hormigueo se da acompañado de otros síntomas como debilidad o incapacidad de movilizarse, es importante acudir a una revisión médica para prevenir algún malestar.

Por otro lado, es normal experimentar la parestesia en la boca cuando se ha ingerido una gran cantidad de picante, pues en este caso se trata de una respuesta del receptor del dolor que se activa para indicar a nuestro cerebro que la boca se encuentra muy caliente.

Así que, ahora sabes el motivo por el cual has sentido este hormigueo, no es algo por lo cual preocuparse, pero es importante no dejar que se prolongue por un extenso periodo de tiempo.