¿Por qué el intestino es el “segundo cerebro”?

202

Por Paulina García M. 

Se dice que nuestro sistema digestivo es nuestro “segundo cerebro” y es que seguramente, en alguna ocasión te ha ocurrido que cuando te encuentras ansioso, triste o enojado, sientes algo extraño en el estómago. Esto se debe a que dicha parte de nuestro cuerpo, no sólo sirve para procesar comida, sino que también en muchas ocasiones nos da aviso de las emociones que estamos experimentando o reprimiendo. 

Nuestro intestino es un sistema autónomo que tiene sus propios circuitos neuronales, pero que a su vez se comunica con el cerebro, siendo así que existe una “digestión mental”. 

De acuerdo con la doctora australiana Megan Rossi, el estrés es un factor importante que influye en el funcionamiento del intestino, ya que, en nuestro sistema digestivo está reunida aproximadamente de un 80% a 90% de la serotonina, la cual es un neurotransmisor que influye directamente en nuestro estado anímico.  

De forma que, existe una gran relación entre las emociones y la manera en que digerimos la comida. Siendo así que cuando tenemos experiencias de vida que no hemos terminado de asimilar mentalmente, se tendrá una dificultad también para procesar de forma correcta los alimentos. 

Lo anterior también remite al caso de las personas con estreñimiento, quienes suelen vivir constantemente pensando en algún suceso doloroso del pasado, una creencia o algo material. Por su parte, quienes presentan problemas de diarrea, es común que muestren un rechazo a una decisión que hayan tomado o a algo que les genere culpa, lo cual se manifiesta con el deseo de desechar la idea o situación de forma rápida, esto ocurre de manera fisiológica. 

De forma que, la especialista recomienda ocupar mínimo de 10 a 15 minutos diarios para meditar, así como estar al pendiente de los pensamientos, emociones y la manera en que éstas se relacionan con nuestra salud intestinal.