Probablemente no. Los Primeros Auxilios Psicológicos (PAP) se definen como una herramienta de apoyo que se le puede proporcionar a una persona que esté atravesando por una situación emocional difícil o por una crisis derivada de un suceso catastrófico o una situación de peligro. Uno de sus objetivos principales es que la persona afectada pueda recuperar su equilibrio emocional por medio de esta ayuda, así como también, prevenir la aparición de secuelas psicológicas en ella.

Pensarás que para poder brindar este tipo de apoyo se necesita ser un especialista en salud mental como un psicólogo o un terapeuta, pero no necesariamente, los PAP pueden ser proporcionados por cualquier persona siempre y cuando esta esté dispuesta a ayudar sin juzgar. ¡Ojo!, esto puede funcionar como un primer apoyo, pero si notas que la persona a la que le estás proporcionando tu ayuda necesita de un profesional, no dudes en motivarla a buscar ayuda profesional.

Los Primeros Auxilios Psicológicos según la Secretaría de Salud del Gobierno de Puebla contemplan las siguientes estrategias:

 

  • Acercarse a la persona y ayudarla en cualquier crisis, las claves para esto son:

 

  1. Preguntarle a la persona acerca de lo que le preocupa.
  2. Encontrar un lugar apropiado y cómodo para ambos.
  3. Si la persona no inicia una conversación con usted, puede hacerle algún comentario 
  4. Respete la privacidad y la confidencialidad de lo dicho por la persona.

Usted como persona que ofrece primeros auxilios psicológicos, debe buscar ayuda inmediata si:

  • Existe riesgo de que la persona se autolesione.
  • Si la persona experimenta un estrés extremo.
  • El comportamiento de la persona es muy alterador para los demás.

 

  • Escuchar sin juzgar:

 

Cualquier juicio deberá ser dejado de lado y no expresarse, las personas que se encuentran pasando por una situación muy difícil o estresante necesitan primero ser escuchadas empáticamente, antes de ofrecerles recursos u opciones para sus problemas.

 

  •  Darle apoyo e información:

 

Una vez que la hemos escuchado, podremos darle información, apoyo emocional y ayuda en las situaciones que le parecen abrumadoras.

 

  • Alentar a la persona a buscar ayuda profesional especializada:

 

En este punto, se dan las opciones disponibles para ayuda y soporte, ya que una persona con algún trastorno mental tendrá un mejor pronóstico si es atendida por un profesional de este campo.

 

  • Alentar a la persona a identificar sus redes de apoyo:

 

Es importante promover que la persona identifique sus propias redes de apoyo como pueden ser la familia o amigos, así como otras personas que hayan tenido algún trastorno mental, que le puedan proveer apoyo en el proceso de recuperación.

*Nota MUY importante*

Después de proveer PAP, la persona que los ofreció se puede sentir abrumada, frustrada e incluso enojada; además puede sentir la necesidad de expresar las emociones que tuvo que contener durante la ayuda; si esto le pasa debe recordar respetar el derecho de la otra persona a la privacidad así que en caso de hablar de eso no deberá compartir detalles que puedan revelar de alguna manera la identidad de la persona a la que proporcionó la ayuda.

Texto: Ximena Delgado