Por Paulina García M.

El ritmo de vida acelerado actual de las grandes ciudades en ocasiones puede propiciar que descuidemos nuestra alimentación, esto puede repercutir en nuestra salud y acarrearnos graves consecuencias a futuro. Por ello, es recomendable ingerir alimentos que sean de fácil digestión para mantener nuestro cuerpo saludable. 

Estos son algunos de los alimentos que favorecen la digestión, a la vez que te dan la energía necesaria para realizar tus actividades diarias:

  • Pechuga de pollo: Es recomendable prepararla al horno, a la plancha o hervida. Esta carne además de aportar vitaminas, minerales y proteínas, será asimilada por tu cuerpo con facilidad y a su vez te hará sentir saciado con una ingesta menor, para complementarla la puedes acompañar con una deliciosa ensalada.
  • Salmón: Si aún no lo tienes contemplado dentro de tu dieta, no tardes en agregarlo, pues se trata de un pescado rico en omega 3 y proteínas que te ayudará a mantener una buena salud cardiovascular y una óptima digestión.
  • Yogur natural: Al contener bacterias lácticas actúa directamente sobre los microorganismos que se encuentran en nuestro intestino, mejorando su funcionamiento.
  • Vegetales cocidos: Para un buen funcionamiento intestinal no pueden faltar las verduras, las cuales deben de ir cocidas y sin cáscara. Opta por platillos que contengan espinacas, lechuga, zanahoria y chayote. Trata de evitar el brócoli, coliflor y col pues estos alimentos provocan inflamación estomacal.   

De igual manera, para complementar el proceso de una buena digestión, recuerda tomarte un tiempo para comer y masticar bien los alimentos, evita saltarte comidas y cena 2 o 3 horas antes de irte a dormir.