Rusia aprueba en su constitución que el matrimonio sea sólo heterosexual

116

Rusia aprobó una serie de 206 enmiendas a su Constitución, las cuales implican cambios en la vida política y social del país. Además de la determinación del matrimonio heterosexual, entre estas enmiendas también se encuentra la prohibición de ceder territorio a otros países y la inclusión de la figura de Dios en su Constitución.

El presidente Vladimir Putin ya había declarado que en su país no se legalizarían los matrimonios entre personas del mismo sexo:

“Mientras yo sea presidente, no habrá progenitor uno y dos, habrá papá y mamá”, aseguró.

Apoyando la moral conservadora que promueve la Iglesia Ortodoxa Rusa, a lo largo se su mandato Putin ha tomado decisiones que perjudican a la comunidad LGBTIPQA. En 2013 por ejemplo, aprobó la Ley de Propaganda Homosexual que prohíbe la “promoción entre menores de las relaciones sexuales no tradicionales”. Dicha ley afecta de manera directa a niños y niñas al negarles el acceso a información esencial y favorecer la estigmatización de la infancia LGBTIPQA y sus familias, de acuerdo con información de Human Rights Watch, organización dedicada a la investigación, defensa y promoción de los derechos humanos. 

Esta ley también prohíbe la adopción de niños rusos a personas solteras y matrimonios del mismo sexo que provengan de países en los cuales el matrimonio homosexual es legal. Además, limita toda expresión de diversidad sexual en público, por lo que la comunidad LGBTIPQA no tiene permiso para celebra la Marcha del Orgullo Gay. 

Aunque en Rusia se despenalizó la homosexualidad desde 1993, las acciones del gobierno ruso siguen afectando las actividades y la vida privada de la comunidad LGBTIPQA.

Con información de Magaly Montoya