Qi Gong; Cuando la Ciencia y la Superstición Chocan. Historia de China en los 90’s

52

QI GONG,  ¿Qué es? Cuando la Superstición y la Ciencia Chocan…

Por Daniel Corona

Hoy en día una ola creciente de fanatismo por el Qi Gong  (Chi Kung) toma fuerza en nuestro país, al estilo de los sanadores cristianos personas de todas las regiones de latinoamérica afirman poder sanar cualquier enfermedad con una misteriosa práctica oriental que incrementa la fuerza vital del cuerpo y se llama Qi Gong (Chi Kung).

Le sorprenderá a muchos de nuestros lectores saber que esto no es nada nuevo, este mismo fenómeno sucedió y se extinguió en China en los años 90’s cuando el frenesí por el Qi Gong alcanzó niveles alarmantes y forzó a las autoridades de ese país a tomar acciones y encarcelar charlatanes.

¿Qué es el Qi Gong?

Debemos empezar por definir qué es esta práctica. En el mandarín antiguo Qi quiere decir fuerza vital, fuerza de vida, o energía de los seres vivos, Gong se traduce como el trabajo o el desarrollo, así que sería aquel trabajo o aquel ejercicio que nos hace desarrollar una buena energía en nuestro cuerpo.

Qi Gong puede entenderse desde tener una buena alimentación por ejemplo, respirar aire puro y hacer deporte, la diferencia es que cuando hacemos una práctica exclusivamente enfocada a esto le llamamos Qi Gong. 

El Qi Gong tiene una tradición de 3000 años en China. Entre los registros más antiguos en la historia de ese país encontramos a el doctor Hua Tuo quién vivió aproximadamente en el año 140 a.c. durante la dinastía Han, quien documentó varios ejercicios de esta disciplina, entre otros textos donde incluyó acupuntura e incluso conceptos básicos de cirugía moderna.

Hua Tuo

Desde entonces el Chi Kung (Qi Gong) es muy practicado en China y reconocido por distintas autoridades en el medio como una excelente práctica de rehabilitación, y complementaria a los tratamientos médicos para combatir enfermedades crónicas, degenerativas y asociadas a la circulación de la sangre. Pero la pregunta es ¿hasta donde? ¿En qué momento cruzamos la línea hacia lo fantástico y esotérico? Si bien es reconocida como una excelente práctica para la salud ¿en qué momento los seres humanos  nos perdimos y empezamos a atribuirle cualidades mágicas a esta disciplina?

Como decía mi abuelita pasa lo mismo aquí y en China, sólo que en China ya pasó hace muchos años:

Entre finales de los años setenta y principios de los noventa, el Qi Gong fue importante en la exploración de los límites humanos a través del desarrollo de habilidades especiales (teyigongneng en chino).  Sin embargo estafadores y gurús de diversos tipos explotaron la creencia popular para promover una larga serie de creencias fantasiosas, seminarios, terapias, hospitales, clínicas e incluso experimentos extraños. Grandes ciudades fueron completamente abandonadas al frenesí del Qi Gong, sólo para despertarse de la peor manera posible, obligando a las autoridades a reprimir el movimiento cuando la locura ya era demasiada.

Debemos recordar que China estaba en desarrollo, en el proceso de convertirse en lo que es hoy la mayor potencia del mundo, así que había un sentimiento positivo de descubrimiento e investigación, interés por todas las artes y el desarrollo de nuevas disciplinas, oportunidad que los vivales  no podían dejar pasar, realizando demostraciones de sanación fantásticas que nos recuerdan aquellas de los sanadores cristianos en los Estados Unidos donde personas a punto de morir o inválidas se levantaban y caminaban con el poder de la Fé.

 

Beijing. Personas “energizándose” colectivamente
Invierno de 1989, Beijing Ditan Park. Demostración de Sanación con Qi Gong método Fa Lun Gong.

Por supuesto todos esos expertos en Qi Gong buscaban capturar nuevos adeptos, llenar sus clínicas ó escuelas dónde la “sanación” ocurría sin ningún tratamiento médico.

Para  1989 la locura habia alcanzando límites alarmantes, siendo China un país muy poblado los grupos de sanación de Qi Gong empezaban a alcanzar altos números, algunos de ellos promovían la filosofía de el “no apego” por lo que sus miembros decidían vender sus casas y en general sus posesiones para donarlas a los líderes de los movimientos.

Por otro lado comenzaron a incrementarse los problemas de salud en las ciudades más concurridas como Beijing y Shanghái debido a la negación de los enfermos de atenderse propiamente en las clínicas y con los tratamientos correspondientes pues aseguraban “no había problema, se sanarían con Qi Gong”, al no suceder esto  los números de enfermos se incrementaban y resultaban en mayores gastos del erario público pues las epidemias se expandían.

1989, 5 de enero. Un maestro de Qi Gong en un hotel de Beijing tratando por imposición de energía a un profesor norteamericano de inglés.

Toda esta situación provocó la intervención de las autoridades, para 1990 se había formado ya un comité oficial de médicos y autoridades de gobierno para determinar  que tan bueno era o no el Qi Gong,  el cual inmediatamente concluyó que se trataba de una excelente práctica para fortalecer el organismo y el sistema inmune, es por esta razón que un  porcentaje de los pacientes sí sanaban tan sólo practicando Qi Gong, siempre y cuando se tratará de enfermedades no muy agresivas, que dieran tiempo a que el organismo se fortaleciera. El problema venía cuando los maestros aseguraban tratar cualquier tipo de enfermedad sin distinción y sin necesidad de tratamiento alguno y en el caso por supuesto de enfermedades más agresivas los pacientes sucumbían ante los síntomas  negándose a tomar un medicamento apropiado.

La euforía alcanzó su máximo punto para 1995, eventos como “sanaciones” masivas a distancia (via telefónica o por radio) empezaron a suceder, toneladas de libros de sanación se vendían por toda china de distintos autores, demostraciones en las plazas publicas proliferaban  y los grupos de Qi Gong comenzaron a volverse sectarios; aparecieron las primeras teorías de conspiración como “Es que el gobierno no quiere que te sanes solo para poder controlarte” ó “Es que las farmacéuticas te quieren enfermo” y las también las primeras  denuncias por abusos sexuales y fraudes cometidos por los dirigentes de estos grupos hacia sus seguidores. 

 

1987, 10 de enero. El maestro Sung Shan de Qi Gong trata a los pacientes con hipnosis de Qi Gong.

1989, Pan Ming maestro de Qi gong Zhi Neng sana a pacientes tocándolos con su energía vital en una demostración pública.

 

1992, Shanghai Maestro de Qi Gong levanta a un lesionado de columna vertebral utilizando sus ejercicios de Qi Gong a distancia. 

Todos estos eventos obligaron la intervención de las autoridades  y el arresto de varias personas, entre los casos más sonados podemos mencionar los siguientes. 

En 1990, una maestra de Qi Gong, Zhang Xiangyu, llevó su influencia al máximo con su actuación en Beijing. Millones de “peregrinos” se reunieron de varias provincias para verla y provocaron grandes embotellamientos. Zhang afirmó que podía hablar con seres extraterrestres y que podía curar todas las enfermedades. Ella trató a sus pacientes con métodos similares a los de la brujería y les exigió grandes cantidades de dinero. Muchos pacientes se enfermaron bajo su tratamiento y algunos murieron. En agosto de 1990, Zhang fue arrestada. La exposición de su estafa debilitó el culto a Qi Gong. Zhang fue condenada en 1993 a 10 años de prisión.

Wang Lin

Wang Lin, un falso maestro de Qi Gong

Wang Lin, un falso maestro de Qi Gong, se hizo famoso por Qi Gong en la década de 1990 y Beijing News lo expuso en julio de 2013. Luego, huyó a Hong Kong y afirmó ser el Snowden chino. Ha sido acusado de práctica de medicina ilegal, poligamia, fraude, evasión de impuestos, soborno, juegos de azar y posesión ilegal de armas de fuego.

 

Asociación Taoísta Jinyun

La Asociación Taoísta de la Montaña Jinyun tenía 30,000 seguidores, incluido el magnate de los negocios Jack Ma, el fundador de la firma china de comercio electrónico alibaba.com y la cantante pop Faye Wong. El objetivo es restaurar las funciones renales a través del masaje. Li Yi, el fundador de la Asociación Taoísta de la Montaña Jinyun había sido el foco de una investigación policial sobre una acusación de violación de varias estudiantes universitarias. Li es el último “gran maestro” expuesto como un fraude.

El abad Lee Shao-Long Li de la Asociación Taoísta de la Montaña Jinyun durante una conferencia.

Para 1999  la euforía habia pasado, los avances de investigación con científicos serios,  principalmente de la Universidad de Beijing, arrojaron mucha luz sobre en que casos es apropiado el Qi Gong y en que casos no,  como es que el ejercicio propicia la rápida recuperación de pacientes y por qué. En general una población mucho mas culta se abría paso entre los ingenuos, de esta forma el Qi Gong fue empezado a tomarse en serio en el ámbito medico internacional e incluso a adoptarse en las salas de rehabilitación de hospitales de prestigio.

El último evento famoso se dio con el “Fa Lun Gong” ó “Fa Lun Dafa”  ,  grupo de Qi Gong de la que promovia la “Sanación”, el cual había recibido múltiples denuncias de fraudes de acuerdo a las autoridades chinas, por lo que se optó por declararlo públicamente práctica “indeseable” en China, evento que ha motivado múltiples teorías de conspiraciones y manifestaciones públicas que continuan hasta nuestros días.

Actualidad.

Desde  1995  el ministerio de salud de China  a través de la Universidad Normal Superior de Beijing  (Máxima casa de estudios en China)  promueve la práctica sana y regulada del Qi Gong, sin promover ningun estilo en particular ni respaldar otra investigación que no sea la oficial de Beijing dónde académicos, médicos y expertos del deporte cada año realizan nuevas investigaciones sobre los beneficios de la práctica de el Qi Gong el cual ha dado los mejores resultados cuando se combina con el Tai Chi Chuan, otra práctica muy popular en China,  especialmente para combatir problemas de diabetes, artritis, esclerosis, enfermedades degenerativas y enfermedades asociadas a la circulación de la sangre, donde se hace hincapié en considerar estas prácticas como un refuerzo a los tratamientos médicos de manera continua y por tiempo prolongado siempre con los pies en la tierra.

Dichos comunicados pueden consultarse de manera pública, con la ayuda de un traductor como google translate, en la pagina oficial del ministerio de Salud y ministerio del deporte en:  http://www.sport.gov.cn   http://www.nhc.gov.cn/

 

Debemos comprender que todos los seres humanos de cualquier raza, región geográfica o religión somos proclives a caer en alguno de estos fraudes, la manera de evitarlos es obteniendo mejor información, llenándonos de conocimiento y manteniendo un espíritu científico que nos exija a nosotros mismos resultados y pruebas tangibles de cualquier producto de cualquier tipo que alguien intente vendernos, sea la pastilla milagrosa del metro, la sanación cristiana, los alienígenas o en esta ocasión el Qi Gong (Chi Kung). Diferenciar claramente ciencia de ficción basados en el método científico que tanto se esforzaron nuestros maestros de la secundaria en que nos lo aprendiéramos: Observación, Hipótesis, Experimentación, Teoría y Ley. En el folclor mexicano “el que es gallo donde quiera canta”, desconfiemos de todas las personas que venden algo fantástico pero que el día que hay que presentarlo frente a las cámaras y a los científicos especializados no se sintieron bien, no econtraron las pruebas necesarias, la energía no se sentia bien y no lograron demostrar el experimento. Como dirian Penn y Teller : “Nunca he escuchado eso de la penicilina”. 

El gran maestro Peng You Lian,  ex investigador de la Universidad de Beijing, quien se dedica actualmente a difundir las investigaciones más modernas sobre esta práctica en el mundo, explica en entrevista para Katana:

“Debemos comprender que el Qi Gong es un maravilloso ejercicio para fortalecer el organismo, elevar el sistema inmune y mejorar la salud de sus practicantes, no debemos perder el piso y pensar que se trata de algo infalible, se trata de una herramienta que exponencia nuestros tratamientos médicos correspondientes y nos hará vivir una mejor calidad de vida.  Debemos desconfiar de histórias fantásticas  no documentadas, pues podríamos ser víctimas de fraudes y riesgos para nuestros seres queridos. El Qi Gong es parte de la cultura China y es un excelente ejercicio pero todos deben consultar a su médico cuando se trate de enfermedad”.

EL gran maestro Peng You Lian ex-académico de la Universidad Normal Superior de Beijing visita México una vez al año para promover su práctica adecuada y respaldada por investigaciones científicas en Beijing, su calendario de actividades puede consultarse en Kungfu.com.mx