domingo, agosto 7, 2022
InicioNoticiasCulturaOCESA festeja 25 años en el teatro musical

OCESA festeja 25 años en el teatro musical

* Veinticinco grandes montajes en cinco brillantes lustros

* Han ofrecido 9 mil 486 funciones con el trabajo de 971 actores, 473 músicos, y cerca de 2000 técnicos

* Gracias a los más de ¡8 millones de espectadores!

CIUDAD DE MÉXICO, 21 de junio de 2022.- OCESA cumple 25 años de exitosa actividad ininterrumpida en el teatro musical en México y quiere celebrarlo en grande.

Celebrar porque a lo largo de estos cinco lustros de trabajo han llevado a escena 25 musicales de gran formato, para los cuales todos los calificativos se quedan cortos: deslumbrantes, conmovedores, divertidos, impresionantes, espectaculares, inolvidables… mismos que han marcado una nueva etapa en la historia del teatro musical en nuestro país.

Celebrar porque se trata de veinticinco musicales que suman 9 mil 486 funciones; que han sucedido gracias al trabajo de 971 actores bailarines y cantantes, 473 músicos, cerca de 2 mil técnicos y personal de apoyo (tramoya, sonido, iluminación, video, pelucas, maquillaje y vestuario); y cuatro mil más en atención al público (taquillas, boleteros, acomodadoras, atención a grupos, mercadotecnia, etcétera), para un gran total de casi 8 mil profesionales del teatro dedicados por entero a impulsar esta actividad.

Celebrar porque a lo largo de esta década de trabajo, sus veinticinco musicales que han sido vistos por más de 8 millones de espectadores, para los cuales no tienen más que una sola palabra: Gracias.

Gracias porque los han acompañado en esta travesía encabezada por Federico González Compeán, que arrancó oficialmente el 8 de mayo de 1997, cuando OCESA estrenó el musical de Broadway La Bella y la Bestia que deslumbró a todo el país durante una temporada de 420 funciones, en el Teatro Orfeón, y fue vista por más de 650 mil espectadores.

La Bella y la Bestia mostró al público mexicano que OCESA estaba lista y capacitada para traer a nuestro país espectáculos de tal envergadura, como éste que encabezaron Lolita Cortés y Roberto Blandón.

Por ello, es que a partir de entonces la actividad de esta empresa productora no se ha detenido.

A mediados del año 1999, para ser exactos el 24 de junio, OCESA estrenó su primer montaje en el espacio que durante más de una década fue su sede, el Centro Cultural Telmex.

Se trató de una propuesta de vanguardia, innovadora tanto en el tema como en la puesta en escena: Rent, una experiencia de gran impacto que probó la existencia del talento joven en nuestro país. Actores nuevos con voces brillantes que emocionaron al público mexicano a lo largo de más de 9 meses de temporada, que fue ovacionada por 140 mil espectadores.

Y mientras en el Teatro 2 triunfaba el musical de Jonathan Larson, con las actuaciones de Erik Rubín, Enrique Chi, Laura Cortés y otra pléyade de nuevos actores, bailarines y cantantes, junto, en el Teatro 1 se preparaba todo para el estreno de El Fantasma de la Ópera, uno de los montajes más esperados por el público y uno de los grandes triunfos de OCESA.

El Fantasma de la Ópera, de Andrew Lloyd Webber, se estrenó el 16 de diciembre de 1999 con las actuaciones estelares de Juan Navarro, Irasema Terrazas, Saulo Vasconcelos y Claudia Cota, quienes a lo largo de 14 meses de temporada, y 400 funciones, hicieron vibrar los corazones de más de 550 mil espectadores.

Rent cedió su lugar a El Hombre de la Mancha, que a partir del 20 de abril del año 2000 transformó el escenario del Teatro 2 en el sitio de las legendarias aventuras de Don Quijote y Sancho Panza, en su lucha por vencer molinos convertidos en gigantes, en pos del amor de Dulcinea.

Roberto Blandón, Eugenio Montesoro y Susana Zavaleta encabezaron el elenco que dio vida a la historia nacida de la pluma de Miguel de Cervantes Saavedra, y transformada en musical por el genio de Dale Wasserman.

Un total de 443 funciones y 250 mil espectadores hablan de la enorme aceptación que este montaje tuvo entre el público.

Visual y musicalmente renovado, con una propuesta muy acorde con el siglo XXI se estrenó en marzo del año 2001 Jesucristo Superestrella.

Fiel a su compromiso de ofrecer lo mejor de lo mejor del teatro mundial, OCESA trajo a escena esta ópera rock de Andrew Lloyd Webber y Tim Rice, y la presentó en un montaje totalmente original para México, a lo largo de diez meses de temporada, que fue vista por 130 mil espectadores.

Nuevamente Lolita Cortés y Erik Rubín estaban al frente de un elenco de OCESA, en el que destacó también el lanzamiento de nuevos valores como Fazio Galván y Federico Di Lorenzo, quienes a la postre se convertirían en figuras de otros musicales.

Otro éxito indiscutible, con más de 350 funciones fue Chicago, un espectáculo que en el mejor tono festivo y de humor negro jugó con las pasiones humanas. Amor, celos, cinismo, codicia, corrupción, asesinato, envidia y sed de fama son elementos que se conjugaron en esta creación de Fred Ebb y John Kander con la fabulosa coreografía de Bob Fosse.

El éxito y reconocimiento que OCESA recibió por esta puesta en escena se reflejó en Broadway, lugar al que fue invitada Bianca Marroquín para estelarizar la obra, en la que se ha mantenido en temporadas intermitentes a lo largo de dos décadas.

Chicago permaneció en cartelera 329 funciones y en cada una de ellas fue verdaderamente ovacionada, por un público superior a las 220 mil personas.

De la pluma de Terrence McNally nació El Full Monty, un musical original, divertido y familiar en el que seis amigos sin empleo ejecutan con gracia una historia de desesperación y dignidad, que se estrenó en marzo de 2002, con las actuaciones estelares de Erik Rubín, Juan Manuel Bernal, Andrea Legarreta, Gerardo González y Frida, entre otros.

Con 100 funciones y casi 50 mil espectadores, El Full Monty terminó su temporada para dar paso al musical más esperado por el público, el más visto a nivel mundial, y uno de los más impactantes en la historia del género: Los Miserables.

Los Miserables, la magistral obra de Víctor Hugo que con la producción de Cameron Mackintosh se convirtió en el musical más importante de todos los tiempos, se estrenó en México el 14 de noviembre de 2002. La producción de esta obra monumental representó para OCESA una prueba de disciplina, experiencia y madurez que aplaudieron más de 850 mil espectadores a lo largo de casi 2 años de temporada.

Más de 60 actores, 100 músicos, más de 230 mil cambios de vestuario son sólo 3 de las decenas de cifras que hablan de la magnitud y del éxito de Los Miserables, en una temporada que sin alarde alguno bien puede calificarse de histórica.

Cabe decir que con esta producción, OCESA exploró estrategias novedosas para atraer publico escolar, así como de bajos recursos, con el objetivo de ampliar el universo de espectadores teatrales, con tan buenos resultados que la temporada cerró el 30 de septiembre de 2004, con 712 inolvidables funciones.

En abril de 2004 José el Soñador se convirtió en el noveno gran musical producido por esta empresa. Original de Andrew Lloyd Webber y Tim Rice, José el Soñador es un montaje lleno de magia y color, que también fue el trampolín para una nueva generación de figuras del teatro musical en México, como Mauricio Salas, Alán Estrada, Lisardo, Anabel Dueñas y Fabiola Zepeda.

José el Soñador fue, además, el primer musical producido por OCESA que luego de sus funciones en la Ciudad de México se presentó en temporada de un mes en la ciudad de Guadalajara, donde refrendó su éxito, plasmado en los aplausos más de 300 mil espectadores, en un total de 427 funciones.

Las actividades del año 2004 para la División Teatro de OCESA cerraron con el magno estreno de Violinista en el Tejado, uno de los musicales clásicos y favoritos de todos los públicos, que trajo al teatro musical a uno de los actores más prestigiados del cine y la televisión mexicanos: Pedro Armendáriz.

Más de medio centenar de actores y músicos hicieron del año y medio de temporada de Violinista en el Tejado un triunfo cotidiano, que fue atestiguado por más de 400 mil espectadores en las más de 500 funciones que se ofrecieron.

Una vez más, como con José el Soñador, al concluir en el Distrito Federal, Violinista en el Tejado hizo un mes de funciones en la Perla Tapatía.

El segundo semestre de 2005 arrancó en grande, con el estreno de Bésame Mucho, un musical mexicano en el que se invitaba a cada uno de los 350 mil espectadores que la aplaudieron, a escuchar, vivir y sentir “el bolero como nunca lo habían escuchado”.

Bésame Mucho abrió una nueva puerta en las producciones de OCESA. Una historia concebida, desarrollada y producida enteramente en nuestro país, que a lo largo de 463 funciones verdaderamente transformó el Teatro 2 del Centro Cultural Telmex en una fiesta del talento mexicano.

Cabe mencionar que Carlos Rivera tuvo en Bésame Mucho su primera oportunidad teatral. El resto es historia.    

El 2006 fue un año muy fructífero, pues se estrenaron los musicales: Hoy No me Puedo Levantar y Los Productores.

Por una parte, una pléyade de talentosos jóvenes convirtió durante catorce meses en una gran fiesta el teatro 1 del Centro Cultural Telmex, con el musical de Nacho Cano, construido a partir de los grandes éxitos musicales del grupo Mecano.

Cerca de 400 mil espectadores, a lo largo de 424 funciones, vivieron una fiesta permanente en ese prendidísimo montaje, con un elenco conformado por más de medio centenar de jóvenes, que encabezaron Alán Estrada, Fernanda Castillo, Jannette Chao, Rogelio Suárez, José Daniel Figueroa, Valeria Vera, Luis Gerardo Méndez, Hugo Serrano y Mario Sepúlveda.

Y por si fuera poco, para cerrar el 2006, OCESA estrenó el musical más premiado y divertido en la historia de Broadway: Los Productores, con Pedro Armendáriz, Adal Ramones, Juan Manuel Bernal, Alejandro Calva, y Natalia Sosa.

Una fastuosa producción fue el marco maravilloso para un elenco de 45 artistas, entre actores, bailarines, cantantes y músicos, que ofrecieron un espectáculo en el que el humor, la inteligencia, y la ironía de Mel Brooks, se entremezclaban dando un resultado inolvidable.

A solicitud el público, y para celebrar sus primeros 10 años de actividad, OCESA volvió a llevar a escena La Bella y la Bestia, con Ana Cecilia Anzaldúa y Mauricio Martínez al frente de un elenco al que se sumaron a lo largo de la temporada, como estrellas invitadas, Lolita Cortés, Ernesto D’Alessio y Carlos Rivera.

Más de 450 mil espectadores vivieron nuevamente la magia de Disney a lo largo de 414 funciones inolvidables.

Al terminar su temporada, La Bella y la Bestia heredó su espacio escénico a uno de los grandes clásicos del musical: Dulce Caridad, con Lolita Cortés al frente de un elenco en el que también brillaron María Filippini, Estibalitz Ruiz, Enrique Chi y Mauricio Martínez.

Como actriz invitada para cerrar la temporada Itatí Cantoral también brilló en el rol protagónico de esta puesta en escena que celebró 200 funciones, con 120 mil espectadores.        

Como lo ha sido en el mundo entero Mamma mia! fue también un exitazo en México, como lo prueban sus 428 funciones ovacionadas por más de 300 mil espectadores que se emocionaron con la música de ABBA.

Rocío Banquells, Gloria Aura, Paco Morales, Anahí Allué, María Filippini, Beto Torres y Carlos Rivera encabezaron el elenco de este montaje que estrenó el 29 de julio de 2009.

Mamma mia! dio paso a otro de los grandes éxitos internacionales: La línea del coro (A chorus line) que llegó a la cartelera a principios de noviembre de 2010, donde permaneció durante 200 representaciones, para pasar la estafeta a Lola Cortés, quien puso a volar a todo mundo con su maravilloso personaje: Peter Pan.

En un montaje enteramente diseñado para México, al frente del cual estuvo Jaime Matarredona, Peter Pan marco el debut en el teatro musical de uno de los comediantes más queridos de México: Adrián Uribe, quien como el terrible Capitán Garfio, hizo sufrir y reír a más de 110 mil espectadores en 250 inolvidables y mágicas representaciones.

Y mientras esto sucedía en el Teatro 1 del Centro Cultural Telmex, en el escenario de junto, se gestaba el musical mexicano ¡Si nos dejan!, que levantó el telón el 24 de agosto de 2011, con Lety López, Mariano Palacios, Frida, María Filippini y el inolvidable Juan Navarro al frente de un maravilloso elenco.

En ¡Si nos dejan! tuvo su primera oportunidad estelar Michelle Rodríguez, quien a partir de ahí se catapultó a la fama.

Con ¡Si nos dejan! OCESA retomó las giras. Nuevamente llegó a Guadalajara, y allende las fronteras tuvo dos temporadas en Bogotá, Colombia, donde la obra fue un éxito deslumbrante. Este musical cerró su temporada el 30 de agosto de 2014, con 600 funciones y 350 mil espectadores.

Luego de su triunfo internacional, se necesitaba un gran proyecto para que Bianca Marroquín regresara al teatro en México; y éste llegó con Mary Poppins, en el que la estrella compartió el escenario con Mauricio Salas, Paco Morales, Majo Pérez, y una pléyade de brillantes jóvenes y niños.

Mary Poppins es inolvidable y no sólo porque a lo largo de 300 representaciones cautivó a más de 300 mil espectadores, sino porque fue el último de los montajes que OCESA produjo en el Centro Cultural Telmex.

Se abría una nueva etapa, en el poniente de la ciudad de México, donde el 17 de octubre de 2013 abrió sus puertas el flamante Teatro Telcel, con el deslumbrante estreno del musical Wicked.

El mejor de América Latina, con este apelativo nació el teatro Telcel, nuevo hogar de los musicales de gran formato producidos por OCESA.

Danna Paola, Ana Cecilia Anzaldúa, Cecilia de la Cueva y Majo Pérez transformaron este maravilloso escenario en la Tierra de Oz, donde Elphaba y Glinda mostraron que la amistad supera todas las diferencias.

Más de 350 mil espectadores ovacionaron cada una de las 464 funciones que tuvo Wicked en México.

Con el pie derecho arrancó sus actividades el teatro Telcel; y que mejor prueba de ello que el siguiente montaje: El rey león, hasta ahora el más exitoso y longevo en los 25 años de trabajo de OCESA, con 950 representaciones, y más de un millón 100 mil fascinados espectadores.

La temporada de El rey león arrancó el 7 de mayo de 2015, y se prolongó hasta el 14 de enero de 2018, en la que triunfaron Carlos Rivera, Agustín Argüello, Felipe Flores, Fela Domínguez, Aitza Terán, Flavio Medina, Carlos Quezada, y medio centenar más de actores provenientes de una decena de países.

Dos clásicos del musical sucedieron a El rey león. Primero Los miserables y después Chicago.

Con una puesta en escena enteramente nueva, la historia creada por el genio de Víctor Hugo regresó a la cartelera mexicana en la que superó las 300 funciones, y fue ovacionada por 220 mil personas.

Los miserables dieron paso a un nuevo montaje de Chicago, la memorable puesta de Bob Fosse, ahora encabezada por Bibi Gaytán, María León, Michelle Rodríguez y Pedro Moreno, a quienes se sumaron como invitados especiales Angélica Vale y Marco Zunino.

Con sólo 100 ovacionadísimas funciones, Chicago se vio obligada a interrumpir su temporada por la pandemia que azotó por dos años al mundo entero, desde marzo del 2020.

Y para retomar actividades, era indispensable pensar en grande, muy en grande, y la respuesta llegó con Aladdín, el espectacular musical de Broadway, que apenas ha comenzado a escribir su historia en nuestro país.

Aladdín se estrenó en la ciudad de México el 16 de octubre de 2021, y al momento suma ya 225 funciones que han cautivado, maravillado, sorprendido y divertido a 220 mil espectadores.

Amén del entretenimiento y la cultura, la labor de OCESA en el teatro mexicano ha significado infinidad de fuentes de empleo, y también ha sido capital para la consolidación de este género y la consolidación de nuevas audiencias tanto en nuestro país como en Argentina, Brasil y España, naciones en las que por tres lustros han mantenido una presencia capital.

Asimismo, el cambio de panorama trajo nuevas exigencias y nuevas oportunidades, mismas que se tradujeron en la profesionalización de las miles y miles de personas que forman parte de esta maravillosa actividad.

Es así de esta manera que celebran ahora un cuarto de siglo de trabajo, de dedicación, de esfuerzo…  Y si un año equivale a 525 mil 600 minutos, estos 25 años suman ya 13 millones, 140 mil minutos de amor… Sí, de amor por entregar lo mejor del teatro musical a su público, de tener a Broadway en México, de hacer del teatro en nuestro país «Un mundo ideal…»  

RELATED ARTICLES
- Advertisment -

Most Popular

Recent Comments

on
on CUERPOS
Richie Muscios on POLÍTICA POP
Richie Muscios on EDUCACIÓN SEXUAL EUROPEA
Richie Muscios on AL AIRE, FUERA DEL AIRE
on Chiales