María José Carrasco sufría esclerosis múltiple hace 30 años, su dolor cada vez se incrementaba más y más, con ello, sus ganas de suicidarse también aumentaban.

Ángel Hernández, su marido, le ayudó a terminar con su dolor y fue detenido. Expertos están en contra de su arresto.

Para que quedará testimonio del deseo de María José, Ángel grabó un vídeo un día antes preguntándole si realmente era su voluntad quitarse la vida y ella asentó con la cabeza. Dejaron todo listo y al día siguiente lo llevaron a cabo.
La mujer compró en línea Pentobarbital sódico cuando aún podía moverse, mismo que le dió su esposo para cumplir con su deseo.
Este hecho reabre el debate a legalizar la eutanasia.