Tras una década de guerra, Libia firma cese al fuego en Ginebra

30

La ONU organizó las sesiones diplomáticas para firmar el cese al fuego que tendrá un efecto inmediato

En Libia se ha acordado un cese al fuego luego de casi diez años de conflictos armados desde el derrocamiento del dictador Muamar Gadafi, el cual desembocó en que el país quedara dividido en dos sectores que se han estado disputando el control de la totalidad del territorio durante todo este tiempo. 

El sector del este y parte del sur está representado por el mariscal Khalifa Haftar, líder del autodenominado Ejército Nacional Libio, mientras que quien domina el resto del territorio es Fayez al Sarraj, líder del Gobierno de Acuerdo Nacional, formado en 2015. Los conflictos son debidos principalmente por el control de las zonas petroleras.

El acuerdo de paz fue firmado por ambas partes en una sesión de diálogos facilitados por la Organización de las Naciones Unidas, (ONU). Ambos lados se congratularon por el acuerdo alcanzado; el conflicto comenzaba a cobrar dimensiones internacionales puesto que potencias de Europa no tardaron en externar y ejercer su apoyo, como hicieron, Rusia y Turquía que apoyaban a partes opuestas, como hacen actualmente en el conflicto entre Armenia y Azerbaiyán. 

Se calcula que Turquía envió cerca de 4 mil mercenarios a los conflictos bélicos que tuvieron lugar para el intento de la toma de la ciudad de Trípoli este año, mientras que Rusia se ha aliado con Egipto, Emiratos árabes, Jordania y Arabia Saudita; estas alianzas no tendrán razón de ser ahora que la guerra civil en Libia ha terminado. 

Se espera que el acuerdo alcanzado el día de hoy entre estas dos potencias libias será de efecto inmediato, lo que significa que serán liberados inmediatamente todos los prisioneros de guerra, se dará la pronta salida de todos los mercenarios y combatientes extranjeros del territorio libio, y se comenzará la reunificación de las fuerzas armadas y cuerpos policíacos.

La jefa interina de las Naciones Unidas, Stephanie Williams, declaró para la prensa que “este es un buen día para el pueblo libio (…) las partes han firmado un acuerdo permanente completo en todo el país con efecto inmediato”. Lo que sigue, entre otras cosas, es reestructurar su economía por medio de la reintegración de instituciones como el Banco Central de Libia y la Autoridad de Inversiones de Libia. 

El desequilibrio en la repartición de ingresos obtenidos del petróleo entre las zonas este y oeste del país fue uno de los detonantes de este conflicto que, incluso ha sido aprovechado por grupos yihadistas para cometer actos terroristas en el escenario de violencia propiciado por la guerra. Este acuerdo podría significar también la paulatina desaparición de estos grupos si las fuerzas armadas, ahora unificadas se dedican a combatirlos. 

Las conversaciones de paz tuvieron lugar en Ginebra el día de hoy y duraron apenas diez minutos; los dos representantes de las fuerzas militares de los sectores este y oeste del país, firmaron un acuerdo que garantiza la ausencia total de fuerzas armadas en territorio libio durante por lo menos tres meses. Se ha publicado que la ceremonia terminó con una larga sesión de aplausos. 

Con información de J. Augusto Peña