Tras golpe de estado en Malí, Assimi Goita, jefe militar, asume el poder

27

Las fronteras del país permanecerán cerradas hasta nuevo aviso, según golpistas

Recientemente en Malí militares se amotinaron en un golpe de estado que tuvo lugar en la región de Bamako, donde aseguraron haber tenido como rehenes al presidente Ibrahim Bubacar Keita, y al primer ministro bubu Cissé; ahora este golpe de estado ha desembocado en la firma de la renuncia al cargo de presidente por parte de Bubacar.

Como consecuencia, ahora el Consejo Nacional para la Salvación del Pueblo (CNSP), un órgano creado ayer por el movimiento golpista, ha declarado que Assimi Goita, anteriormente jefe militar, será el líder del Consejo.

Este militar fue coronel del Ejército de Tierra, y fue uno de los cinco militares que salieron a presentar el comunicado del CNSP ante la prensa. Él es considerado el cerebro del movimiento golpista que, como se mencionó anteriormente en este medio, comenzó como una protesta a las consecuencias que trae para la región la violencia de los grupos yihadistas desde el año 2012.

Por su parte, medios como el diario británico, The Guardian, apuntan a la posibilidad de una influencia originada por las elecciones que tendrán lugar entre otoño y verano en algunos estados franceses, partiendo de que Mali es un fragmento del África francófona, una de sus colonias, que incluso llevó el nombre de “Sudán francés” a principios del siglo XX. 

Señalan que anteriormente, grupos yihadistas han provocado revueltas en la zona este y norte de Malí, y siempre que las cosas parecen fuera de control, son fuerzas militares francesas las que terminan “salvando” a la población maliense, cosa que ocurrió en 2013, en la región de Bamako. En otras palabras, señalan que este golpe de estado podría ser solamente una estrategia propagandística por parte de algunos sectores del gobierno francés.

Finalmente, cabe señalar que la CNSP invitó a los secretarios generales de los ministerios para una reunión en la sede del departamento de Defensa con el objetivo de garantizar “la continuidad del trabajo” de la administración. Han señalado también que las fronteras del país serán cerradas hasta nuevo aviso. 

Con información de J. Augusto Peña