Regresa el demonio de Tasmania después de 3 mil años de ausencia en Australia continental

332

Después de más de 3 mil años de ausencia, el demonio de Tasmania es reincorporado a Australia continental para resilvestrar y devolver el equilibrio a su ecosistema.

Este año, 26 demonios de Tasmania fueron liberados en un santuario salvaje de 400 hectáreas en el Parque Nacional Barrington Tops, ubicado a tres horas y media de Sídney, gracias al programa ‘Rewild Australia’ de la organización ambiental Aussie Ark.

“La reintroducción no sólo es un buen augurio para la recuperación del demonio de Tasmania, sino que, como los marsupiales carnívoros más grandes del mundo y como depredadores nativos, ayudan a controlar la población de gatos salvajes y zorros que amenazan a otras especies endémicas y en peligro de extinción (…) Su regreso a la naturaleza, por lo tanto, sienta las bases para una ambiciosa visión de resilvestración en Australia”.

La organización logró reproducir 390 ejemplares de demonios. En los próximos años planea liberar 40 ejemplares más en busca de “devolver los ecosistemas de Australia a los asentamientos pre-europeos, libres de depredadores salvajes introducidos”.

En gran parte, los demonios de Tasmania desaparecieron por completo de Australia continental ya que fueron superados por los dingos (una especie introducida) y sólo lograron sobrevivir en la isla de Tasmania, en donde una enfermedad transmisible diezmó al 90% de su población salvaje: la Enfermedad de Tumores Faciales del demonio de Tasmania (DFTD por sus siglas en inglés) es el único cáncer contagioso conocido y se caracteriza por la aparición de tumores en el rostro y en el interior de la boca. En la actualidad, sólo quedan 25 mil demonios en la naturaleza, por lo que Aussie Ark espera mantener sana a la población que seguirá reincorporando al continente.

Con información de Magaly Montoya.