Niña de 11 años se contagia de gonorrea tras bañarse en una piscina de aguas termales

458

Durante unas vacaciones familiares, una niña austriaca de 11 años se infectó de gonorrea mientras se bañaba en la piscina termal Specchio di Venere (Espejo de Venus) en la isla de Pantelleria, Italia.

El caso, publicado en Journal of Medical Case Reports, alerta sobre el riesgo de que los niños puedan contraer una infección de transmisión sexual en piscinas.

Según la publicación, la menor comenzó a experimentar vulvovaginitis, una dolorosa sensación de ardor y malestar, dos días después de nadar en la piscina termal, por lo que fue tratada con una crema antifúngica durante una semana.

Sin embargo, la niña regresó a Austria y siguió manifestando síntomas por dos semanas, así que fue llevada a su médico de cabecera, quien le realizó una prueba de gonorrea que dio positiva.

Los demás integrantes de la familia se realizaron la prueba, pero dieron negativo.  

Ante la ausencia de relaciones sexuales, los investigadores que analizaron el caso concluyeron que lo más probable es que la niña contrajo la transmisión de Neisseria gonorrhoeae, la bacteria que causa la gonorrea, en las piscinas de Pantelleria.

De inmediato la paciente de 11 años fue tratada con antibióticos y desde entonces se encuentra recuperada.

Asimismo, describieron la piscina como casi estancada con una temperatura cercana al cuerpo, ligeramente ácida y que contiene material orgánico para ayudar a las bacterias a sobrevivir en el agua poco profunda.

Por ello, recomendaron a los usuarios que se bañen con jabón antibacterial antes y después de nadar en estos sitios.

“Sugerimos que se disponga de una ducha y jabón antibacteriano cerca de las aguas termales. Un letrero debería concienciar a los visitantes sobre la estricta higiene antes de entrar en las piscinas”, advirtieron.