Un fuerte sismo con magnitud de 6.8 grados sacudió Japón a las 22:22 hora local, esto generó una alerta de tsunami, por lo que que se les pidió a los residentes del área costera del noroeste que abandonaran sus casas y buscaran un refugio.

En una segunda conferencia de prensa, la Agencia Metereológica del país ya ha levantado la alerta.

Alrededor de 9 mil edificios sufrieron cortes eléctricos, así como como interrupciones en el servicio de tren.