Elefanta embarazada muere tras ser alimentada con una piña llena de petardos

1018

La crueldad humana puede llegar a límites descomunales y crueles, como es el caso de una elefanta embarazada que murió después de haber ingerido una piña rellena de petardos, que le habían dado los lugareños de un pueblo en India. 

El hecho se produjo en Nueva Delhi, y de acuerdo con el oficial forestal, Mohan Krishnan, la elefanta había abandonado el bosque para buscar alimento, por lo que se aventuró a un pueblo cercano y encontró a unos lugareños que la alimentaron con una piña que llenaron de petardos.

“Ella confiaba en todos. Cuando la piña que comió explotó, debe haberse sorprendido no pensando en sí misma, sino en el pequeño al que iba a dar a luz en 18 a 20 meses”, escribió Krishnan en Facebook.  

Lamentablemente, la explosión se efectuó en la boca de la elefanta y provocó un daño severo en su lengua y mandíbula, algo que además de ser sumamente doloroso, la dejó incapaz de comer.

El incidente salió a la luz después de que Mohan Krishnan lo publicó en redes sociales, donde contó los tristes detalles en los que falleció la víctima.

El mamífero murió días después de la explosión, de pie en un río en el distrito de Malppuram en el norte de Kerala, las autoridades creen que el animal se adentró ahí para calmar el intenso dolor de su boca y trompa.

Mohan Krishnan, quien era parte del Equipo de respuesta rápida para auxiliar a la elefanta, aseguró que hizo de todo para sacarla del agua y rescatarla, inclusive llevaron otros dos elefantes al río como un intento de llevarla a tierra pero, según el oficial, ella ya había elegido morir en aquel sitio.

Y así fue, el mamífero falleció el 27 de mayo a las 4 de la tarde, mientras mantenía una postura firme en el río. Más tarde, su autopsia revelaría que estaba esperando una cría. 

Finalmente, la elefanta fue llevada de vuelta al bosque en un camión, donde los oficiales la incineraron.

“Ella necesita que le den la despedida que se merece. Por eso, la llevamos dentro del bosque en un camión. Ella estaba acostada en la leña, en la tierra donde jugaba y creció. Podía sentir su tristeza aunque la expresión de su rostro no era visible debido a su máscara. La cremamos en una pira allí. Nos inclinamos ante ella y le dimos nuestros últimos respetos “, escribió el oficial forestal en redes sociales.

Con información de Andrea Yarith.