Astrónomos advierten que el incremento de satélites en órbita estropeará la observación del cielo nocturno para futuras investigaciones

2

Expertos de la comunidad astronómica mundial realizaron un estudio donde advierten acerca del problema que representa el aumento de satélites artificiales en órbita, ya que pueden afectar la apariencia del cielo nocturno para las observaciones de estrellas puesto que estos satélites interfieren en la astronomía infrarroja, la óptica realizada desde la Tierra y en general la experiencia humana del cielo nocturno.

El estudio publicado este mes, se llevó a cabo en el marco del taller virtual Satellite Constellations 1 (SATCON1) organizado por la Sociedad Astronómica Estadounidense (AAS) en conjunto con la Fundación Nacional para la Ciencia (NSF). El taller reunió a más de 250 astrónomos, científicos, ingenieros y operadores de satélites para discutir, comprender y cuantificar el impacto de las grandes constelaciones de satélites que rodean al planeta, dado que continuamente se está planeando el despliegue de nuevos satélites por parte de empresas como Space X.

En el caso de SpaceX, sus 60 satélites de la constelación Starlink lanzados en mayo de 2019 “cuyo objetivo es brindar un servicio de internet de banda ancha y cobertura mundial a bajo costo”, resultaron ser más brillantes de lo que la comunidad astronómica esperaba, afectando la vista de los telescopios a medida que atraviesan el campo de la cámara y por ende los programas de investigación científica que requieren observaciones del crepúsculo para la búsqueda de asteroides, cometas y otros objetos externos del Sistema Solar. 

El impacto de estos satélites depende de la altitud a la cual se encuentran. Durante el crepúsculo, el Sol está posicionado por debajo del horizonte para los observadores en Tierra, pero no para los satélites que están a cientos de kilómetros de altura que reflejan esta luz. 

“Mientras los satélites permanezcan por debajo de los 600 kilómetros, su interferencia con las observaciones astronómicas es algo limitada durante las horas más oscuras de la noche. Pero los satélites a mayores altitudes pueden ser visibles durante toda la noche en el verano y durante gran parte de la noche en otras estaciones”.

Entre los objetivos del taller, la comunidad también propuso posibles soluciones para minimizar el impacto de esta problemática ya que “los lanzamientos y despliegues de estas constelaciones de satélites ya han comenzado y el tiempo es esencial”.

Con información de Magaly Montoya.