Argentinos salen a las calles contra la cuarentena, la reforma y la corrupción

18

Protestas en distintas ciudades de este país tuvieron lugar recientemente con múltiples quejas contra su gobierno

Debido a que Argentina enfrenta una situación grave en cuanto a los contagios de coronavirus, y a sus altos niveles de corrupción, miles de habitantes salieron a las calles en distintas ciudades y protestaron contra el gobierno de su presidente actual, el también profesor y abogado Alberto Fernández.

El descontento de la población abarca diferentes sectores de su sociedad como la crisis económica, la delincuencia y lo ineficiente de su sistema de salud, ya que a pesar de las medidas sanitarias el contagio de covid-19 no cesa. 

Es debido justamente a que la contingencia parece no darles resultados, pero sigue prolongándose, que los argentinos se han organizado a través de redes sociales y han convocado a diferentes marchas en varias ciudades del país. Y es que luego de que se anunciara que la contingencia se alargaría hasta el 30 de agosto, la población estalló en disgusto y los movimientos comenzaron a tener lugar. 

Durante las marchas se aprovechó para protestar contra la crisis económica, la reforma judicial de su gobierno, y la corrupción; también exigían que su presidente abandonara esta reforma. Los líderes de la oposición política argentina fueron quienes especialmente dieron voz a estos reclamos que se volvieron colectivos y virales.

Dicho bloque opositor envió una carta al presidente señalando que su administración dbería tener como prioridad resolver los problemas generados por la pandemia en lugar de su reforma, a la cual calificaron de “carente de consenso”.

Argentina registra 284 mil 556 casos de covid-19, lo que pone a esta nación en una situación cuya magnitud no está lejos de la de Brasil, que sabemos es el país más afectado por la pandemia en Latinoamérica, junto con México. Las acciones de los argentinos quizá tengan un efecto dominó en países donde el contexto que propician sus gobiernos es similar o peor.

La población de Argentina se levanta en contra sobre todo de que alguien los controle por medio del miedo y el encierro. Reclamar los espacios públicos y las actividades que les confieren es solo parte de reclamar las libertades que se supone garantiza un gobierno democrático y equitativo.

Con información de J. Augusto Peña