Ante un rebrote de COVID-19, Francia declara toque de queda para evitar contagios

353

Emmanuel Macron declaró que desde las nueve de la noche y hasta las seis de la mañana, nadie podrá estar en las calles de París

Debido a un aumento en las cifras de infectados con Covid-19, el gobierno francés ha dictaminado que entre las medidas que se tomarán para intentar reducir estos números habrá un toque de queda desde las nueve de la noche y se terminará a las seis de la mañana. La medida será adoptada por un mes, pero se espera que dure hasta el 1 diciembre.

Esto será aplicado en París y metrópolis circundantes, para quienes no acaten estas medidas habrá una multa de 135 euros. En una entrevista para la televisión francesa, el presidente Emmanuel Macron confirmó qué clase de acciones va a llevar a cabo para combatir el alto nivel de contagios que está presentando este país. 

Se tiene registro de que ha habido hasta ahora 33 mil muertes generadas por esta enfermedad. El mayor número de muertes que se han registrado en un lapso de 24 horas, es 84. Se estima que actualmente hay en Francia un total de 1 633 afectados por el virus y se cuenta con 5 mil camas para atender a los infectados. 

El estado de emergencia sanitaria había sido levantado el 10 de julio, y la creciente cifra de contagios ha llevado a la decisión de aplicar estas medidas más estrictas.  Para que el toque de queda dure hasta el 1 de diciembre, como Macron desea que pase, el parlamento tiene que aprobar esta medida primero. 

En la entrevista compartió “La decisión que tomamos es un toque de queda que va a aplicarse en la región parisina, donde el virus circula muy activamente, así como en ocho metrópolis: Grenoble, Lille, Lyon, Aix-Marseille, Montpellier, Rouen, Saint-Etienne y Toulouse”. Otra medida que se adoptará es que en reuniones privadas no se junten más de seis personas y el uso de cubrebocas sea obligatorio en interiores. 

Con información de J. Augusto Peña