Esta tarde, un jurado en la Corte Federal de Distrito de Brooklyn, encontró a Keith Raniere, el líder de la secta sexual NXVIM donde marcaban a las mujeres con sus iniciales KR, culpable de todos los cargos en su contra entre los que se encuentran; tráfico sexual con adultos y menores de edad, posesión de pornografía infantil, explotación sexual, lavado de dinero, fraude, chantaje, entre otros. 

Raniere permaneció en prisión desde su arresto en marzo de 2018.

La mayoría del juicio se enfocó en DOS, el subgrupo dentro de NXVIM donde las mujeres eran marcadas, obligadas a llevar dietas rigurosas y tener relaciones sexuales con Keith. 

El chantaje con el que Raniere manipulaba a las mujeres que formaban parte de DOS, consistía en entregar fotos comprometedoras o cartas con secretos vergonzosos que eran utilizadas para controlarlas en caso de que no quisieran seguir las ordenes del líder. 

Entre las pruebas presentadas en su contra, sobresalían correos electrónicos, grabaciones de audio y más de una docena de testimonios.

Laura Salzman, hija de la fundadora de NXVIM, mencionó que ella fue parte de DOS, y la marca en el área pélvica fue la “experiencia más dolorosa que ha vivido”. Las mujeres que eran parte de este subgrupo también eran azotadas con correas de cuero y obligadas a permanecer desnudas bajo la nieve.