Joven es secuestrada y muere por herida que le causaron al extraer al bebé de su vientre

96

Mónica Segura Temich era una joven de 22 años de edad que vivía en el municipio de Escobedo en Nuevo León. Ella tenía 8 meses de embarazo cuando fue secuestrada y llevada a un establecimiento de atención y estancia canina, donde le seccionaron el vientre para extraer y robar a su bebé.

Mónica desapareció desde el 1° de junio cuando acudió al centro de Monterrey para encontrarse con Yuli “N”, quien la contactó a través de redes sociales con un perfil falso y le dijo que le regalaría ropa de un bebé suyo que había fallecido.

Después de casi un mes de búsqueda, el cuerpo de Mónica fue hallado el 26 de junio en una finca abandonada de la colonia Valle de Vaquerías en el municipio de Juárez, Nuevo León. Luego de realizar pruebas de ADN, la Fiscalía General de Justicia del Estado de Nuevo León confirmó que el cuerpo era Mónica y posteriormente publicó un comunicado informando el hallazgo.

El Instituto de Criminalística y Servicios Periciales de la Fiscalía estableció que Mónica murió por un shock hipovolémico secundario, después de que le realizaran un corte en el abdomen con un objeto punzocortante, por donde extrajeron al bebé.

Finalmente la Fiscalía arrestó a Yuli “N”, quien tenía consigo una bebé recién nacida con facciones similares a las de Mónica. Al practicarle estudios de ADN se corroboró que era su hija. La familia de Mónica sospecha que Yuli “N” no actuó sola y creen que posiblemente esta mujer forma parte de un grupo de crimen organizado de tráfico infantil.

Con información de Magaly Montoya.