José Antonio Garfias González y Alan Fernando Ruíz López , egresados de la Unidad Profesional Interdisciplinaria de Ingeniería y Ciencias Sociales Administrativas (UPIICSA) y Johan Matías Velasco, alumno de la Escuela Superior de Ingeniería Mecánica y Eléctrica (ESIME), Unidad Zacatenco, diseñan un Vehículo Eléctrico Sustentable Sargacero, que tendrá la capacidad de recolectar tonelada y media en tres horas durante un recorrido de 60 kilómetros lineales de playa.

Los jóvenes politécnicos explicaron que el automóvil será compacto, ecológico y ligero. Además, contará con bandas transportadoras que depositan la planta acuática en un contenedor intercambiable, sin causar erosión del mar de playa.

“Es una iniciativa por un proyecto integral contra el sargazo, se trata de un vehículo eléctrico y sustentable para la recolección y tratamiento de la macroalga, que se construirá con materiales reciclables y motores silenciosos con una vida útil de 10 años y que resistirán condiciones climatológicas adversas que se presenten en la región”, expresó Antonio Garfias González.

El vehículo denominado, Iktan — que en lengua maya significa ingenioso— alcanzará una velocidad de 20 kilómetros por hora, y algunos beneficios serán “cero emisiones de dióxido de carbono en la atmósfera y tendrá un peso máximo de 500 kilogramos para evitar  el aplanamiento de las playas”, detalló Garfias González.



Se espera que en el corto plazo, esta innovación tecnológica dé solución integral a la limpieza de las playas mexicanas, ya que el sargazo libera tóxicos como gas metano, dióxido de carbono, ácido sulfhídrico, que provocan la pérdida de diversidad biológica (tortugas o peces), así como efectos negativos sobre la actividad turística.