Uno de sus familiares encontró su cuerpo en el baño de su casa. Las autoridades indicaron que se había colgado con un cable. No dejo ninguna nota. Pero… te contaremos la historia antes de su decisión.

Julissa, era una joven de 19 años que vivía en Monclova, Coahuila. Cometió el error de enviarle fotos íntimas a alguien que no supo guardarlas como algo preciado, porque no, nada justifica que como hombre hagas la canallada de publicarlo o compartirlo por “verte bien chingón”. Y cada persona es libre de ejercer su sexualidad como le plazca, no, no fue su culpa por mandarlo (como se pueden apreciar comentarios de esta publicación).

Sus fotos fueron publicadas en una página de Facebook llamada “Packs de Monclova”. La joven entró en depresión, cambió su nombre de Facebook pero nada de esto bastó para soportar la presión social.

Lamentablemente no es el primer caso de suicidio, y las autoridades cibernéticas comentan que hay más de 300 mujeres expuestas en esta página.