Pues puras malas vibras se traen entre el Senado y el Ejecutivo y así ya van en la terna cuatruple y nomás no se deciden. La energía en la cámara no es muy buena y es que dicen que se debe a que les quieren proponer pura gente incapaz de desempeñarse bien en el puesto responsable de la CER. Sin embargo, un senador, Armando Guadiana, académico y muy leído él, dice que en todas las ternas propuestas la calidad de los candidatos no está a discusión. Y miren, también teniendo en cuanta la cábula y la buena onda de todos en ese recinto legislativo, todo nos debemos de tomar con prudencia y echar doble vistazo a lo que dicen los de todas las bancadas porque ya sabemos cómo se las gastan. Por ejemplo, ¿a poco no la Xóchitl también está para ser incluida en una terna pero de ñeras albureando? Es de ésas de las que habla de chiles y luego se asusta de la doblada.