Una de las victimas de NXIVM testificó hoy en la Corte Federal de Brooklyn, que había sido obligada a firmar un contrato para deslindar a Keith Raniere de cualquier responsabilidad.

De acuerdo con información de El Universal, una actriz identificada como Nicole (nombre de seguridad), quien fue esclava sexual de DOS (dominante sobre sumiso, por sus siglas en inglés) un subgrupo secreto de NXIVM, fue obligada en 2017 a firmar el documento por la actriz Allison Mack.

Allison Mack exigía que las esclavas la llamaran Madame Mack

También se les obligaba a firmar un documento donde autorizaban subir cualquier material creado bajo el nombre de Raniere, para fortuna de Nicole, Mack se olvidó del asunto.

Recordemos que Raniere fue arrestado desde marzo de 2018, y hasta ahora, siempre se ha declarado inocente, incluso su abogado afirma que Raniere en ningún momento obligó a las mujeres que formaban parte de su secta a actuar contra su voluntad. De ser encontrado culpable, pasará en prisión toda su vida.