Es liberada Tania Elis, alumna de Fes Acatlán, tras un mes en un penal federal

210

Por Magaly Montoya


El 24 de septiembre fue liberada Tania Elis Hernández, alumna de la Facultad de Estudios Superiores (FES) Acatlán después de un mes de estar detenida en el Centro de Prevención y Readaptación Social “Santiaguito” en Almoloya de Juárez, Estado de México, tras ser acusada por daños a este plantel durante la toma de unos cubículos en protesta por la violencia de género y el acoso sexual que viven las alumnas en la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

Tania es estudiante de la carrera de Sociología, en la FES Acatlán. En marzo, junto con la colectiva feminista “Argüenderas y Revoltosas”, del cual Tania forma parte, se tomaron los cubículos de los edificios A-6 y A-9 del plantel para denunciar el acosos sexual por parte de docentes, trabajadores y otros alumnos de la Facultad. En estos cubículos la colectiva quería abrir un centro de atención para las estudiantes agredidas.

En un comunicado a los medios, Omar Hernández, hermano de Tania, relató que “el colectivo fue agredido la madrugada del 5 de abril cuando fueron atacados en las instalaciones de la Universidad por un comando armado que ingresó con extrema violencia, algunos compañeros fueron quemados y golpeados, y estos intrusos desnudaron y tocaron a otras compañeras”. Las agresiones terminaron en el incendio de la Oficina de la Unidad Jurídica del edificio de Gobierno.

Tania fue detenida en la alcaldía Gustavo A. Madero el 25 de agosto, sin orden de aprehensión, por policías judiciales. Posteriormente fue llevada a la Fiscalía de Naucalpan, Estado de México y después fue trasladada al penal de “Santiaguito”, donde la mantuvieron incomunicada.

La UNAM presentó cargos en contra de Tania por daños a la propiedad privada y vandalismo en pandilla, exigiendo un pago de cuatro millones de pesos como indemnización.

Netzaí Sandoval Ballesteros, titular del Instituto Federal de Defensoría Pública (IFDP) informó que “la Defensoría Pública logró un acuerdo reparatorio” por lo cual Tania deberá cumplir con dos años de servicio a la comunidad mediante el programa de red de mujeres en Lucha por la Paz del Instituto Nacional de las Mujeres (Inmujeres).

La familia de Tania asegura que se trató de una represalia con fines políticos y exigen una disculpa pública por parte de la Universidad, para Tania y la colectiva que sufrió agresiones e intimidación.