El presidente de Uganda, Yoweri Museveni firmó en 2014 la Ley contra la homosexualidad, por lo que ser gay puede llevarte a la cárcel para toda tu vida, pues sí, está penado con cadena perpetua. Y cuidado donde sepas de alguien que sea homosexual y no lo denuncies, porque también te encarcelan a ti… así o más homofóbicos.

Aprovecho una intervención públicas y dijo “Permítame aprovechar esta oportunidad para advertir públicamente a nuestra gente sobre las prácticas incorrectas cometidas y promovidas por algunos de los forasteros”. Pues asegura que esa es una práctica que no se hace en su país y los extranjeros están dañando moralmente a su país.

Así que ahora quiere prohibir el sexo oral porque “la boca es para comer, no para el sexo”.

“Empujas la boca allí, puedes volver con los gusanos y ellos entran en tu estómago porque esa es una dirección incorrecta”

El mandatario pretende hacer una ley que lo prohíba, y si se incumple, tendrá sanciones legales que podrían privar a los habitantes ugandeses de su libertad.

Y así, como dato curioso, Museveni es fiel seguidor de Donald Trump, presidente estadounidense, lo ama y cree que es uno de los mejores presidentes de la historia.