Ejecutan a dos hombres en Somalia

67

Este martes, un pelotón de fusilamiento en la región semiautónoma somalí de Puntlandia ejecutó a dos hombres que violaron y asesinaron a una niña de 12 años, el año pasado.

De acuerdo con medios internacionales, la víctima identificada como Aisha Ilyas, fue secuestrada el 24 de febrero en un mercado del pueblo de Israc, en la región de Puntland, en Somalia. A la mañana siguiente, su cuerpo fue encontrado sin vida cerca de su casa; después estudios forenses,  revelaron que la menor había sufrido una brutal violación grupal. 

Los violadores la habían dejado con los genitales gravemente lastimados y se los llenaron con bolsas de plástico, al parecer para que fuera difícil obtener pruebas de ADN. Además, la ahorcaron hasta la muerte.

Esta fuerte tragedia, causó un gran enojo en todo el país y generó protestas en Puntlandia; algo muy extraño, ya que al igual que el resto de Somalia, los casos de violación y abuso sexual son muy comunes y aún más común, es que las personas no digan nada. Pero esta vez fue diferente, esta vez mujeres y hombres somalíes se levantaron y se unieron  en una manifestación para reclamar justicia para Aisha y para todas las niñas como ella.

La manifestación causó gran impacto al grado de lograr que dos de los tres culpables (aunque anteriormente habían sido poco más de diez sospechosos)  fueran condenados a muerte.

Por lo que este martes , los violadores, Abdifatah Abdirahman Warsame y Abdishakur Mohamed Dige fueron baleados en una plaza pública en la ciudad de Bossasso en presencia de la familia de la víctima.

 El tercer hombre hallado culpable, Abdisalam Abdirahman Warsame, el hermano de Abdifatah, se salvó a pesar de haber sido condenado a muerte ya que está en espera de más investigaciones.

El padre de Aisha, Ilyas Adan, se declaró ante los periodistas “agradecido y satisfecho” por el ajusticiamiento de los asesinos de la pequeña.

“La justicia ha recaído finalmente sobre mi familia y el alma de mi hija” señaló el Adan.

“Esta ejecución servirá como una fuerte lección y las niñas somalíes estarán a salvo”, dijo Aden.

El  caso de Aisha fue realmente trágico y se espera que después de esto, el país le dé  la importancia que requiere a los casos de violación y abusos sexuales.

Con información de Andrea Yarith.