Dos tumbas lo único que le dejaron a Sacrisanta Mosso.

194

 

 

 

“Nuestras vidas fueron arrancadas, nos vaciaron, ya no sentimos, nos dejaron sin corazón, nos arrancaron todo.” Sacrisanta Mosso Rendón, enero de 2017.

 

 

NAVIDAD DESDE LAS VOCES DE LA AUSENCIA/ FRIDAGUERRERA

Sacrisanta Mosso Rendón, madre de Eric y Karen, dos menores de 12 y 17 años que fueron asesinados dentro de su casa en Ecatepec, Estado de México, el 04 de agosto de 2016, en marzo de 2017, el asesinoLuis Enrique Zaragoza Mosso, primo hermano de Karen y Eric, fue sentenciado a cinco años de prisión, porque cuando cometió los crímenes tenía diecisiete años.

Desde entonces Santa, no ha dejado de llevar a sus hijos a todas partes para que conozcan su historia, con el único objetivo de crear conciencia en la juventud, en los padres, y todo aquel que la escuche.

 

Sacrisanta, junto con Blanca la madre de Dianita, de Monclova Coahuila, son las dos madres que confiaron en FridaGuerrera, las primeras que iniciaron estás Voces de la Ausencia, que hoy converge a más de cien familias en todo el país. Sacrisanta hoy siguiendo su lucha por alcanzar justicia para todas, es la presidenta de la A.C. Voces de la Ausencia, la cual tiene como único fin, crear conciencia, acompañar a las familias hasta el último momento que son víctimas de sujetos sin entrañas que les arrancan a sus hijas, a sus madres, a sus hermanas, a las mujeres que aman.

Con esta carta llegamos al fin de la Navidad desde las Voces de la Ausencia 2019, deseando que cada vez sean menos las vidas de mujeres y niñas arrancadas, que cada familia buscando a sus hijas las encuentren sanas y salvas, y que la empatía de usted, sea cada vez mayor para abrazarnos y lograr detener esta masacre, hasta que #NIUNAMÁS, sea una realidad más que un hashtag.

 

 

 

Llegó otra navidad que duele yo ya no tengo que celebrar su ausencia me duele cada día más.

 

 Hola hijos recuerdo la alegría, la emoción con que ponían el árbol y me esperaban para poner las luces todo era hermoso, nuestra familia muy pequeña pero llena de amor y con planes  para mañana,  hacer tantas cosas juntos. Que ese diciembre de 2016 sería diferente conocerían personas y lugares de los cuales platicábamos mucho ya queríamos que llegará diciembre.

Sí fue diferente de una manera tan cruel e inhumana ya no pudimos abrazarnos ni poner más el árbol, ni reír, ni planear, ni disfrutar juntos Esa familia llena de amor ya no existe.

El tiempo no ha podido curar está herida que aún sangre y su ausencia aún duele y me pesa cada día más cuando son Navidades, cumpleaños, Día de las madres, porque tengo que pasar sin ustedes mis niños.

Mi boca aún sonríe al recordar como disfrutábamos las posadas, que Eric le pegará a la piñata en primera fila mi viejo hermoso, felices con sus aguinaldos, el que se encontrarán amiguitos. Hoy sólo son recuerdos de los cuales me toca vivir a mí.

Este año adorne un poquito por todo lo vivido a su lado, por sus recuerdos y para ustedes, pero fue con dolor, lágrimas, ausencia, desilusión, coraje y con un gran deseo que pronto estemos juntos como hace cuarenta meses atrás.

 Me hacen mucha falta no me olviden, prometimos estar siempre juntos, Karen Santa Eric, nuestra casa hoy luce oscura, triste, abandonada desde que no están.

 

Los extraño mucho su mami Santa.

 

enero 2020

¿Quieres hacerle llegar unas palabras a Sacrisanta?, únete a este abrazo para ellas.

Eres madre, padre, hermana, hermano, hija, hijo. ¿De una mujer víctima de feminicidio, desaparición, o intento de feminicidio? Búscanos, ayúdanos a visualizarlas y contar su historia. Voces de la Ausencia

@FridaGuerrera

fridaguerrera@gmail.com