Denuncian en el Senado de la República a diseñadora francesa por plagiar indumentaria purépecha; no es su primer plagio

248

Por Magaly Montoya 


En el Senado de la República, se denunció el día de hoy a la diseñadora francesa Isabel Marant por plagio de patrones de diseños purépechas, propios de la indumentaria de varias comunidades indígenas de Michoacán.

Casimiro Méndez, senador de Michoacán, declaró en conferencia de prensa que Marant copió para su colección Étoile otoño-invierno 2020, diseños originarios de varias comunidades como Charapan, Angahuan y Santa Clara del Cobre.

“Estos diseñadores [como Marant] toman estas expresiones culturales tradicionales y las reutilizan fuera del contexto, sin tener en cuenta su significado cultural, generando ganancias para empresas que en nada benefician a nuestras comunidades indígenas”, expresó el senador Méndez.

Durante la conferencia, la senadora Susana Harp exigió que se retire del mercado la colección de Marant hasta que no se llegue a un acuerdo con las comunidades indígenas.

Esta no es la primera vez que Marant es denunciada por plagio. En 2015, se le acusó de plagiar bordados de la indumentaria de Santa María Tlahuitoltepec, Oaxaca, para una de las prendas de su colección Étoile primavera-verano de ese año. En un reportaje de The Guardian, se supo que una segunda marca de ropa llamada Antik Batik interpuso una demanda en contra de Marant, ya que aseguró “tener los derechos de autor” del mismo diseño en cuestión; diseño que forma parte de la identidad cultural de Tlahuitoltepec desde hace siglos.