Cada vez se vuelven más populares las aplicación para conocer gente: Badoo, Tinder, Azar, y ahora hasta Facebook se ha integrado con Facebook parejas, pero hay que tener cuidado con quién compartimos información.

Recientemente circula un audio, donde se escucha a un hombre defraudado por una persona que conoció en la aplicación Grindr (una app cuyo principal público es gay), el sujeto que conoció presuntamente era actor porno y le pedía una donación para una asociación (una caridad, menciona en el audio). El defraudador le proporcionó un par de ligas para que pudiera donar “de manera segura”.

La víctima entró a la liga y donó 2 dolares, a la mañana siguiente, su banco le llamó para confirmar los movimientos pues sumaban más de 5 mil dolares, él, por supuesto, no los reconoció y llamó a la policía cibernetica para denunciar este fraude e informar a los usuarios para que no cayeran en este tipo de transacciones.

Así que tengamos cuidado con los datos que proporcionamos en internet, inclusive con asistir a alguna cita pues podría no ser una persona real, y mucho menos, hagan transferencias o abran links donde les soliciten sus datos bancarios.