No puedes decir que eres gran conocedor de Chapultepec si aún no has visitado el famoso Cárcamo de Dolores. Ubicado en la segunda sección del Bosque, el Cárcamo es una construcción hidráulica fascinante que data del 4 de septiembre de 1951, se realizó con la finalidad de conmemorar los trabajos del Sistema de Aguas de Lerma. 

Este recinto cuenta con una gran arquitectura y murales realizados por el pintor Diego Rivera. El muralista se basó en la teoría propuesta por el biólogo Alexander Oparin sobre la importancia del agua como origen de la vida.

Así mismo, en la parte exterior del Cárcamo se encuentra la llamada fuente de Tláloc. Se trata de un lugar realmente tranquilizante, en el que se puede disfrutar de un domingo familiar o de un día de romance.

El Cárcamo ha aparecido incluso en varias películas mexicanas, tal vez por su excelente arquitectura o por el hermoso paisaje que conforma esta construcción dentro del Bosque de Chapultepec.

Así que, si no tienes planes para este fin de semana y aún no conoces este rincón del Bosque, no dudes en visitarlo. 

Texto: Paulina García M.