¿Cómo llegaron las jacarandas a la CDMX?

152

Por Paulina García M. 

A unos días de la entrada de la primavera, la CDMX ya se encuentra pintada de los tonos violetas de las jacarandas, pero estos hermosos árboles no siempre estuvieron en nuestra ciudad.

La historia de la llegada de las jacarandas a nuestro país, se remonta al arribo de un jardinero de Tokio llamado Tatsugoro Matsumoto y de su hijo Sanshiro Matsumoto, quienes radicaron gran parte de su vida aquí, trayendo consigo esta peculiar flor, la cual es originaria de Brasil y Paraguay.

Todo comenzó cuando padre e hijo pusieron un negocio de jardinería, éste tuvo gran éxito; siendo así que, la noticia del cultivo de la jacaranda se extendió pronto, hasta llegar a oídos del entonces presidente Porfirio Díaz, quien pidió a los jardineros que se hicieran cargo de los arreglos florales del Castillo de Chapultepec y sus alrededores.

Años más tarde, los Matsumoto aconsejaron al presidente Álvaro Obregón que se plantaran jacarandas en las principales avenidas de la CDMX, él accedió y  el clima favoreció a la fácil adaptación de esta flor.

Fue así como, gracias a dichos japoneses, durante marzo y abril, la ciudad ofrece un increíble paisaje plagado de bellas jacarandas moradas.