954 patos han muerto en la Presa-Lago de Guadalupe en Izcalli

0
11905

Por Ximena Delgado.

Cientos de patos y otra clase de aves han muerto en el lago de Guadalupe desde principios de diciembre del año pasado. Se trata de aves que principalmente migraban desde Estados Unidos y Canadá hacia la zona de Cuautitlán Izcalli en el Estado de México. La causa de la muerte podría ser patógena, es decir, que el agua del lago contenga una bacteria o virus que le esté causando enfermedades a los animales. Hasta el momento, 954 cuerpos han sido recolectados y se ha detectado que la muerte de estos patos de debe a la influenza aviar tipo A:

“Desde el dos de diciembre al día de ayer se han recolectado 954. La única enfermedad que se ha detectado es la influenza tipo aviar, es la única pero todavía faltan resultados estudios del agua para ver si hay un elemento toxicológico y ya se están realizando estudios patológicos de tejidos para ver si hay alguna otra enfermedad”, mencionó el encargado de mantenimiento de la Presa Guadalupe, Alejandro Olvera.

Pero debido a que el número de muertes va más allá de un par de decenas de aves, los expertos de SENASICA y la PROFEPA creen que otra posible causa de las muertes sea la contaminación de la zona y del agua de la presa-lago, ya que la presa alberga cerca de 60 millones de m3 de agua, de los cuales, 15 millones son aguas negras que provienen de los municipios aledaños como Nicolás Romero y Atizapán. Ante ello, Alejandro Olvera mencionó lo siguiente:

“Puede ser el nivel de contaminación que hay aquí en el cuerpo de agua por las descargas que recibe el cuerpo de agua, son 15 millones de metros cúbicos de agua negras o posiblemente alguna enfermedad que pudiera estar asociada a la propia especie, puede ser que ya viniera contaminada de otro cuerpo de agua o adquirir la enfermedad aquí mismo”.