Rosario Robles podría ser encarcelada por la Fiscalía General de la República (FGR)

35

Tras la “estafa maestra” se busca que Rosario pague por su desvío de recursos

La Fiscalía General de la República, (FGR) ha pedido ante un juez de control imponer una condena de 21 años a la ex – titular de la las Secretarías de Desarrollo Social (Sedesol) y de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu), Rosario Robles por su delito de desvío de recursos y ejercicio ilícito del servicio público.

Esto tras los hechos que fueron nombrados por la prensa “la estafa maestra” que involucró el desvío de más de cinco mil millones de pesos, durante un periodo de alrededor de seis años, por lo cual la Fiscalía ha pedido una sentencia basada en el artículo 214 del Código Penal Federal, en el cual se estipula que un servidor consciente de su ilícito que actúe en contra del patrimonio de una institución o dependencia, recibirá un pena de siete años de prisión.

La Fiscalía pidió al juez, sin embargo, que sea dada una sentencia a Rosario por cada una de las dos dependencias de las cuales usó de forma ilícita sus recursos, con lo que sumaría 14 años de prisión, añadiendo otros siete por la agravante de haber cometido este delito continuamente durante los casi seis años mencionados anteriormente. 

Para sustentar la denuncia se utilizaron los testimonios de más de 56 funcionarios que presenciaron sus actos, además se puso a disposición de la Fiscalía material audiovisual y 231 documentos para facilitar la corroboración de los hechos. Según el diario Reforma, la Fiscalía hizo la petición formal en el Centro de Justicia Penal Federal del Reclusorio Sur.

Rosario Robles fue enviada al reclusorio de Santa Martha Acatitla, desde el 13 de agosto de 2019 y desde entonces ha estado en contienda legal por el derecho a libertad condicional o prisión domiciliar. Tras los actos de corrupción que involucraron también recursos de Pemex, se le vincula con otro funcionario que fue importante en el sexenio de EPN, Emilio Lozoya, quien habría recibido sobornos de la petrolera brasileña odebrecht y afectado así a Petróleos Mexicanos sobremanera. 

Sin embargo, Emilio Lozoya sigue en libertad, en la opinión de Rosario Robles debido a que se trata de una simple revancha política, y además se “ensañan” con ella por ser mujer. Y aunque nada quita que esta mujer desvió recursos de la nación, es probable que tenga razón cuando dice que el trato que recibe es diferente por una cuestión sexista, y es que a diferencia de ella, Emilio Lozoya ha sido tratado con demasiada suavidad, considerando que AMLO indicó que se le tengan consideraciones “ a cambio de revelaciones”.

Alejandro Gertz Manero, titular de la Fiscalía General de la República, mencionó el 12 de agosto que Lozoya sigue libre, y Robles, no, porque ella no ha señalado quiénes están detrás del fraude masivo contra la nación. Esto significa dos cosas, primero, que Lozoya está poniendo el dedo en funcionarios de los que probablemente ni siquiera teníamos idea de su complicidad en la estafa maestra, y segundo, Rosario Robles tiene claro para quién es su lealtad para negarse tan rotundamente a dar nombres.

Con información de J. Augusto Peña.