Por Fernanda Tapia

 

Puras de no creerse: El ex manager de Juan Gabriel, Joaquín Muñoz, en plena conferencia de prensa presentando su libro, soltó una bomba. Dijo: “… recibí el mensaje de Juan Gabriel grabado en mi celular diciendo que me deseaba mucha suerte que él estaba un poco malo porque al cortarse una uña se había picado y como es diabético esto no tenía un poco enfermito que sólo simuló su muerte pero que ya no le gustaba estar encerrado y que muy pronto por ahí del 15 de diciembre va a volver a salir a la luz pública. Pues mira lo que quieran, pero acá nada nadie vio el cuerpo mandaron los familiares vía aérea unas cenizas que fue lo que se velo en bellas artes así que vaya usté a saber mientras no no salgan con que es un concierto con un holograma o un doble o como aquel gran encabezado de un tabloide hace años que aseguraba que Pedro Infante estaba vivo y cuando abrías el periódico decía en nuestros corazones.

Y un suceso bastante desafortunado, claro dentro de los miles que hay en este país convertido en un panteón enorme, fue el asesinato de la hija de la diputada de MORENA por Veracruz CARMEN MEDEL. Las imágenes son conmovedoras cuando ella se levanta en plena sesión al recibir una llamada y le comunica al pleno que acaban de matar a su hija… la rodean compañerxs de su bancada y prácticamente se desvanece. La tiene que sacar en camilla protección civil.Y con justa razón, imagínense enterarse de esta forma del asesinato de un hijo. En unas horas llegó a Mendoza a identificar el cadáver. Atando cabos con lo narrado por los testigos, el sicario había llegado en coche a un gimnasio de la zona y pasó varios minutos dentro buscando a alguien. Fue cuando sibió al tercer piso que le disparó nueve tiros. En Veracruz, todo el mundo ya hacía quinielas en Veracruz “a ver de qué la incriminaban”, porque ya sabe que allá resuelven rapidito los casos “diciendo que la víctima seguramente tenía tratos con el crimen organizado”. En este caso le bajaron dos rayitas, y salió en unas horas, el gobernador Yunes, a decir que “ la habían confundido con la integrante de un cártel”. Lo escabroso de este asunto es que después de unas horas, se encontró el cadáver ultimado a tiros del supuesto sicario, cuyo rostro coincidía perfectamente con el retrato hablado. Ahí yacía encerrado en un coche de la localidad. Y al siguiente día encontraron cuatro cuerpos destazados. Coincidencia? Furia desatada? Lo que poca gente recuerda y me hizo notar el periodista Alejandro Aguirre, es que a la diputada la secuestraron hace dos años, se pagó el rescate y después se detuvo a la banda…claro…fueron enchiquerados. ¿Acaso podría ser ésto una venganza dos años después?

Y otra cosa que está del nabo, fue el reporte de la señora Wallace acerca de que “se encontraban secuestrados entre 60 y 80 niños migrantes, además de una decena de mujeres del mismo éxodo”. Al preguntar con diferentes especialistas, lo único que se sabe es que “al parecer” la fiscalía general de Puebla tiene tres testigos oculares. Uno de ellos reportó que éstos habían sido separados del grupo y secuestrados. La identidad de este testigo ha quedado en el anonimato y sin embargo aún no se ha hecho público el caso… porque imagínense, ¿cómo quedaría México ante la comunidad internacional tratando de “explicar” que no pudo obtener un registro de los extranjeros ingresados al país, y de no haber sido capaz de proporcionar seguridad por lo menos a los menores de edad y a las mujeres?