VÍDEO | ¿Sabías de la existencia del “gato pescador”?

69

Por Ximena Delgado

Hoy te voy a presentar a uno de los pequeños felinos salvajes que habitan sobre la faz de la Tierra. Se trata del hábil “gato pescador”, cuyo nombre científico es Prionailurus viverrinus. A diferencia de muchos gatos domésticos, este felino no le teme al agua, ya que en ella encuentra su principal alimento, los peces. Es un animal nocturno; por las noches se mete a los cuerpos de agua para cazar. También se alimenta de otros animales de talla pequeña como ranas, roedores, serpientes, crustáceos, aves o cualquier otro animal que ya esté muerto. Destaca su habilidad para nadar (de ahí su nombre) e incluso la de bucear. Los gatos pescadores habitan normalmente zonas de humedales, pantanos, manglares, etcétera.

A este animal se le encuentra en distintos países, sobre todo aquellos que se ubicados en el continente asiático. Es posible hallarlos al pie de la cordillera del Himalaya, en el Valle del Indo, en Bangladesh, Sri Lanka, algunas islas de Indonesia como Sumatra y Java, Bután, Tailandia, Malasia, Myanmar, Vietnam, India y Camboya. Es una especie que está en peligro de extinción por tres razones: la caza furtiva de sus ejemplares, la destrucción de sus hábitats y la pesca indiscriminada, que lo lleva a enfrentarse a la escasez de comida.

Lo que caracteriza a un gato pescador es un cuerpo largo y robusto con patas cortas, una cola larga y gruesa, y una cabeza ancha con hocico afilado. Puede medir entre 66 y 86 centímetros de la cabeza al cuerpo. Sin embargo, como en muchas otras especies, la hembra es más pequeña que el macho.

Tiene un pelaje característico ya que cuenta con doble capa y es de color gris olivo. A lo largo del cuello y la cara tiene rayas, pero en el cuerpo y patas tiene manchas pardas. Por último, tiene una serie de anillos incompletos que cubren su cola.