A que no sabías de la existencia de la “mamba negra”

54

Por Ximena Delgado

Las serpientes y las víboras pueden ser animales no muy agraciados para muchas personas, ya que están culturalmente asociadas con el mal, lo dañino y el miedo. Sin embargo, para muchas otras este tipo de reptiles nos resultan fascinantes, ya que a pesar de que sabemos que son de sangre fría y eso nos desconcierta bastante, tienen muchas características muy fascinantes que resaltan su belleza en el reino animal. En esta ocasión te hablaré de la famosísima mamba negra, la más mortífera de todas las viperas. Para comenzar a explicar su nombre es importante destacar uno de sus rasgos más distintivos, es decir, el interior de su boca y el color negruzco que tiene, ya que debido a él se le denominó de tal manera. En cuanto a su piel, puede llegar a ser de tonos grisáceos, verduzcos o incluso negro azulado.

Otras de las características de esta increíble mortífera son su rapidez (pues puede alcanzar hasta los 20 km por hora cuando se traslada por largas distancias) y su agresividad (ya que cuando se siente en peligro es muy explosiva). No por nada está en el lugar número uno de las serpientes más peligrosas del planeta. Puede llegar a medir cerca de 4,5 metros, pero por lo general, el promedio de longitud de estos animales es de 2,5 metros. Habita al sur y este de África, en las sabanas y las colinas rocosas del continente. 

Una mamba negra, como muchas otras de las víboras, intentará escapar si de topa con algún depredador, pero en el caso de que se sienta acorralada, siseará, se tornará agresiva y desplegará un capuchón muy parecido al de las cobras como señal de ataque. La mordedura de una mamba negra inyectará un veneno muy letal en su presa. Dicho veneno contiene una potente toxina que afecta tanto al corazón como al sistema nervioso de la víctima.  

La mamba negra vive, por lo general, en las copas de los árboles y ahí es en donde caza a sus presas inyectándoles veneno. En épocas de apareamiento, son muy selectivas y pueden llegar a ser mucho más agresivas, por lo tanto, los machos se alejarán de las hembras pues sus vidas podrían correr grave peligro. Las hembras pueden llegar a tener de 10 a 25 huevos en su interior. Una vez que nacen las crías, estas tendrán que ser totalmente independientes y comenzar su vida desde el momento en que salgan del huevo. ¿No te parece asombroso?