Los abusos policiales tienen su origen en una estructura jerárquica poco democrática, vertical y abusiva de su propio poder y operan muchas veces, más al servicio de intereses personales o políticos. Tal es el caso ya conocido del bar ATENEO ubicado en la calzada 5 de Mayo, que tras haber sido autorizado el uso de suelo desde el 23 de abril (PMT/DLP/USAI/052/2019), extraños han sido los motivos del hostigamiento y persecución hacia el propietario Alfredo Hernández Pineda y de su abogada, la Lic. Melissa Austria.
No es novedad que la confianza ciudadana en las instituciones se encuentra fracturada en Tulancingo. Tampoco lo es el gran distanciamiento que existe con los ciudadanos, pues desconfían de la autoridad municipal, muchos la consideran corrupta, poco preparada y abusiva. Pues aun contando con el registro comercial que HEINEKEN tramitó (ID 2252) para ATENEO FOOD and SOCIAL CLUB, ahora por extrañas razones expresen el extravió de dicha autorización.
En la práctica de ésta situación, y ahora ya Juicio Administrativo, se puede observar que los miembros de las instituciones se han equivocado pues el pasado 1 de junio en la Presidencia Municipal y a puerta cerrada, cual escena de narco serie, el Secretario Municipal y la titular de Reglamentos piden les sean retirados los celulares al propietario del Bar y un acompañante, para posteriormente amedrentarles e incluso señalarles de delincuencia organizada, de la célula que ellos dicen opera en la región.

Tras su incapacidad de resolver los conflictos y las diferencias de manera pacífica e institucional con forme a derecho. En una posterior reunión donde incluso hubo jaloneos en presencia del Presidente Municipal. Éste asunto ha trascendido al ámbito personal. Donde al supuesto acuerdo que llegaría la Lic. Viridiana Hernández el día 31 de mayo acude a la inauguración de dicho negocio, y en vez de ello, entrega una Recisión de Licencia y uso de suelo (8PMT/SDUOPYMA/EJGG/049/2019) alegando inconformidad de los vecinos, lo cual se desmiente con las pruebas mostradas durante la entrevista, con firmas de los vecinos donde a ellos no les perjudica la apertura de dicho establecimiento. Cabe mencionar que hay una demanda de amparo en la 1ra. Sala TFA (86/2019) por dichas arbitrariedades.

Las prácticas policiales que derivan en abusos que vemos en el presente video son una muestra del hostigamiento en el que un acto administrativo no puede utilizar fuerza pública. En la fotografía podemos apreciar a un único vecino moviendo los hilos de la autoridad, y por desgracia no contamos aún con el video de un Servidor Público que incluso iba en estado de ebriedad, y que alguien grabó orinando en vía pública a la luz de la autoridad al momento de dicho evento.

No hay una experiencia, ni el conocimiento, ni la sensibilidad para atender ésta situación hasta el momento, pues el pasado viernes siendo las 15:00 hrs. Alfredo Hernández Pineda fue sometido a una revisión en pleno centro de la ciudad, sin un motivo aparente. Posteriormente la misma patrulla realiza una revisión a la lic. Melissa Austria (abogada del mismo) bajo el alegato de haber sido reportado su vehículo como sospecho de traer armas de fuego; ¿mucha coincidencia no amigo lector?
Por tal motivo ambos ciudadanos deciden iniciar la carpeta de investigación bajo los cargos de Abuso de Autoridad y amenazas a quien resulte responsable.
Y responsabilizan al ayuntamiento de cualquier situación que llegue a pasar en sus bienes, su persona y su familia, ya que advierten no tener enemigos de ninguna índole.