Comitán de Domínguez, Chiapas a 28 de marzo de 2019.

 

Me remito a quien corresponda para hacer de su conocimiento la aterradora situación que se vive en Comitán de Domínguez, Chiapas y dar información de los elementos que permitan tomar las medidas necesarias para que se aplique el estado de derecho y con ello favorecer el desarrollo de la vida plena de cada uno de los ciudadanos.

Hace relativamente pocos años ha aumentado la presencia de grupos de choque llamados organizaciones sociales en las actividades del comercio informal mejor conocido como “ambulantaje”. La disputa por las plazas que además son lugares públicos se hace más evidente cada día que pasa hasta el punto de poner en peligro la integridad de las personas que habitamos en esta honorable ciudad. Ejemplo de ello fueron los lamentables sucesos que tuvieron lugar el pasado 30 de julio de 2018 donde se enfrentaron miembros de dos organizaciones en pleito por los espacios que están en las calles aledañas a los accesos de la Central de Abasto “28 de Agosto” dejando un saldo de 5 personas muertas y 37 heridas.

Existen antecedentes por parte de la autoridad puesto que ya tenían conocimiento de los riesgos que acarrea este tipo de actividad comercial de carácter informal. Del mismo modo extiendo mi abrumadora experiencia personal puesto que el día 12 de octubre del año 2016 también fuimos víctima de agresión y secuestro por parte de miembros de estos grupos perturbando nuestro hogar donde además viven menores de edad que tuvieron serias afectaciones psicológicas a partir de ese triste suceso. Dicho acto de cobardía también fue llevado a cabo por parte de los vendedores ambulantes de las inmediaciones de la Central de Abasto “28 de Agosto” en Comitán y coinciden con los mismos sujetos que participaron en los hechos del pasado 30 de julio de 2018 donde incluso hay algunos que no son nacionales mexicanos.

Agregamos que no solamente intimidan a las personas, sino que además utilizan la organización para cualquier tipo de amedrentamiento promoviendo el pánico entre los habitantes de la localidad. Bajo este tenor realizamos la denuncia ante la Fiscalía de Ministerio Público de Comitán para que se aplicase el estado de derecho y se hiciera justicia por tan viles actos humanos no recibiendo respuesta alguna durante este periodo de tiempo.

Hasta este preciso momento no se ha resuelto la problemática, por lo que continúan los vendedores ambulantes nuevamente en las calles es por ello que resulte probable en un futuro se vuelvan a suscitar este tipo de actos violentos, por este motivo es necesario que la autoridad correspondiente tome cartas en el asunto para garantizar la seguridad de los habitantes del municipio.