Por Indolencia de Líderes y Funcionarios, Surge Rebelión de las Batas Blancas

54

Da clic aquí para ver el enlace original del texto 

Por Staff Cananea TV

Sin bajar la guardia y a casi tres meses de permanecer en la primera línea de atención a los enfermos de Covid-19 en todos los hospitales del sector salud del país, médicos, enfermeras y personal de las diversas áreas, alzan la voz más allá de la visión de funcionarios y directivos que junto con líderes sindicales apáticos, han manejado una información que dista de la realidad, más enfocada a la “promoción política”,  que a visibilizar la carencia de implementos adecuados para su seguridad personal y la falta de equipos indispensables para salvar la vida de miles de pacientes.

Agrupados en ocho movimientos, han lanzado la convocatoria para la construcción del Frente Nacional de Trabajadores de la Salud (FNTS) y alistan en lo inmediato apoyar este lunes 25 al mediodía, el llamado de los trabajadores del Instituto Nacional de Enfermedades Respiratorios (INER), bajo la consigna: “Todos nos estamos infectando por el ahorro de unos pesos…¿Cuántos enfermos? ¿Cuántos muertos más?…”

Las organizaciones del FNTS, exponen que durante la contingencia sanitaria se han violado sus derechos como trabajadores y se ha puesto en riesgo su vida, al obligarles atender a los pacientes infectados, con escasa o ninguna garantía de dotación de implementos de protección personal.

 

En todas las instituciones los trabajadores han alzado la voz

EL AJUSTE DE CUENTAS

A nombre de sus 150 compañeros caídos en la batalla contra Coronavirus, los agobiados trabajadores del sector salud, advierten que “el primer ajuste de cuentas que realicen será ante los juzgados, tribunales y la opinión pública”, una vez que concluya la pandemia.

En un extenso comunicado a los medios, denuncian que durante la emergencia sanitaria, directivos, jefes, supervisores, entre otros, se negaron aceptar que el personal de salud se había infectado en sus centros de trabajo, atribuyendo el origen del contagio a mecanismos comunitarios.

De igual manera, subrayan que el Estado Mexicano, a través de sus voceros, se ha limitado a describir a la población, de manera cuantitativa y reduccionista un panorama a modo de la pandemia con datos inexactos, mensajes ocurrentes y campañas publicitarias que pronto y de manera casi espontanea superaremos la crisis.

Informaron que a través de ciertas estrategias de comunicación el gobierno enfoca la autopromoción política de sus voceros, ensalzando diariamente supuestos logros de tareas que son parte de sus múltiples obligaciones.

A unos días de concluir la Jornada Nacional de Sana Distancia por el gobierno federal, los miembros del FNTS hacen notar que los representantes sindicales del sector salud tampoco han estado a la altura de las circunstancias, pues los han abandonado a su suerte. Por lo cual, también serán exhibidos por el silencio cómplice que mantienen.

REBELIÓN DE LAS BATAS BLANCAS

De acuerdo con datos oficiales, en México se contabilizan más de 11 mil trabajadores de la salud contagiados de Covid-19; sin embargo, el FNTS destaca que este número subestima el verdadero impacto de la pandemia entre el personal de salud, toda vez, que existe una negativa gubernamental a realizar pruebas de detención y diagnostico por laboratorio a todos los trabajadores expuestos al contagio.

La ausencia de diagnósticos, revelan los convocantes, imposibilita conocer, detectar y tratar a los trabajadores de la salud portadores y enfermeros sintomáticos, dando lugar a repetidos brotes infecciosos intrahospitalarios en diferentes lugares del país y con ello, desconocer la cifra real del personal médico caído.

Residentes se han unido al clamor de justicia

Los integrantes del FNTS hacen un llamado a todos los trabajadores de la salud del área metropolitana para sumarse este 25 de mayo próximo a la convocatoria que hace el personal del INER para denunciar la falta de insumos y protocolos adecuados para el manejo de pacientes Covid-19, como parte de un movimiento que esperan, culmine con una Gran Marcha del Silencio de Trabajadores de la Salud, a la están convocando para el primero de septiembre próximo.

Y entre sus peticiones inmediatas plantean: “Demandamos la instalación de una mesa de diálogo con el gobierno federal para discutir las políticas públicas aplicada al sector salud”.

Resaltan además, que al coronavirus y sus efectos no hay que describirlo, sino combatirlo “con vastedad de recursos, con claridad en la ruta y con objetivos definido en tiempo y modo”, a la vez que reiteran poner en tela de duda que el número compañeros caídos en cumplimiento de su deber, sea de alrededor de 150, “dicho número subestima el verdadero impacto de la pandemia entre el personal de salud”.

Entre los organismos que promueven la integración del FNTS, se encuentran la Asamblea de Enfermeras y Enfermeros de México (ANEM); Médicos Generales de Sustituciones IMSS #yosoymedico08; Soy Químico, no Técnico, de Michoacán; Asociación Nacional en Defensa de los Trabajadores de la Salud; Movimiento Médico Nacional; Movimiento Médico 22 de Junio; Salud y Derechos Laborales A.C y la Iniciativa de Trabajadores de la Salud: Justicia, Igualdad y Dignidad Laboral para todo el Personal de Salud, Bases para Tod@s Ya.