Ya el panorama de lunes estaba horroroso y de pronto nos salen con la noticia de que un ciudadano quien al principio se le creyó francés de ascendencia árabe…pero  hoy ya se le identificó como actor nacido en los Estados  Unidos y que ahí por azares del destino, contactó con la gente del Estado islámico, quienes lo convencieron, casi en automático, de sus ideales.Hoy ya se cree que este chavLes decía que el terrorista se metió en la catedral metropolitana con un cuchillote que ya lo hubiera querido RAMBO  para alguna de sus entregas cinematográficas e intento degollar a unnpárroco. El cura, al momento de escribir ésto, se debate entre la vida y la muerte. Las fotografías del sangrerían eran aterradoras,  pero lo más inquietante era la postura tan calma de la cantina del joven extremista, quien de no malos bigotes e hincado en postura Jedi como de la Guerra de las Galaxias,  esperaba a que lo arrestaran.  De todo corazón ojalá que ésto no se vuelva ahora un reguero de pólvora invitando a otros extremistas a cometer asesinatos, atropellamientos, bombas, y cualquier otra ocurrencia que tengan estos señores .


Comentarios