Viernes por la tarde y una persona termina una jornada más de trabajo y aunque el día le fué muy pesado se encuentras feliz ya que quedó de verse con su pareja, el lugar de la cita es un restaurante de comida rápida, Después de alrededor de 30 minutos ambos terminan sus alimentos y ordenadamente dejan la charola en el lugar que corresponde, tiran la basura, papel, cartón, cucharas de plástico y popotes, además de residuos de comida, salen del restaurante y continúan con sus planes de fin de semana.

Asi como esa pareja, muchos de nosotros hemos realizado esa actividad de forma casual. así es la vida, nacemos, crecemos, comemos, cogemos una que otra gripe, nos enfermamos, crecemos (otra vez), cogemos (ahora si), envejecemos y morimos. ¿Por cuanto tiempo? ¿Cuántos años viviremos? Eso depende de nuestra herencia genética, constitución física y ‘modus vivendi’. Según los Récord Guinness, la mujer que ha vivido más años fue la francesa Jeanne Louise Calment, nacida en 1875 y fallecida en 1997, vivió 122 años. Quizá sean muy contadas las personas que lleguen a vivir tantos años, a no ser que seamos parientes directos de Matusalem, vendamos el alma al maligno o nos muerda algún chupasangre.

Ese es nuestro tiempo de vida, util o inutil, eso ya depende de que tanto pongamos en la balanza de nuestro esfuerzo del ser o no ser útiles. Sin embargo hay algo que puede “vivir” hasta quinientos años y que su “vida útil” sea de tan sólo 30 minutos. Así es, los mismos 30 minutos que la pareja antes mencionada utilizó para comer, estos son los llamados “Popotes” los cuales solo utilizamos por un corto tiempo y después desechamos, pero entonces. ¿Que hay con los otros 499 años y un chingo de minutos inútiles del popote? Pues ya, ahí se quedan, inútiles en el bote de basura, en las calles, en las playas, en el mar, o hasta en la nariz ¿¡!? Así es, pueden terminar hasta atorados en la nariz como le ocurrió a una tortuga.  Aquel popote que fue usado alguna vez por treinta minutos ahora tardaron ocho en extraerlo, más sumale el tiempo que ya lo traía.

Terrible. dejo el video al final del texto.

Por eso el pleno de la Cámara de Diputados aprobaron una reforma para reducir el uso de popotes en México, con 245 votos a favor, 70 abstenciones y cero en contra, la iniciativa precisa que los establecimientos “no promuevan el consumo de popotes, salvo que el usuario así lo disponga” con la finalidad de disminuir el uso de popotes en establecimientos de alimentos y bebidas. Sólo falta que el Senado apruebe a adición de la fracción VIII del artículo 35 de dicha ley.

“Nuestro país no es ajeno a estas acciones, la iniciativa privada, muchas de las grandes operadoras de restaurantes, ha tomado la estafeta respecto de iniciativas que inhiben el consumo de popotes”, comentó Arturo Álvarez Angli, presidente de la comisión.

Asi que a titulo propio:

-Ya no dispongamos de más popotes por favor-

El legislador también lamentó que en México no existan cifras oficiales sobre cuántos popotes se desechan, pero sostuvo que “el 95% de los que se utilizan NO son reciclables”.

Las asociaciones ambientales advierten que en el 2050 habrá más plástico en el mar que especies, aproximadamente el ser humano puede utilizar hasta 38 mil popotes durante su vida. Tan solo aquí en México se desechan 10 mil 350 toneladas diarias de plástico de las 86 mil 443 que se generan diariamente según la Asociación Nacional de Industrias del plástico (Anipac).

Por lo menos ya se dió un paso hacia delante y alrededor de 36 restaurantes Nuevo León y la Ciudad de México se unieron a la iniciativa y así reducir el plástico en sus establecimientos, de hecho, ya han anunciado en sus redes sociales la campaña con el hashtag #Antipopotes para indicar que no habrá más popotes. Esperemos que seamos más los que nos sumemos a esta iniciativa.


Comentarios