Y sigue sin quitar el dedo del renglón, después de días de furor público por parte de Trump sobre la política de inmigración, durante el cual ha tuiteado sobre la legislación de inmigración en el Congreso, una caravana de inmigrantes que atraviesa México y lo que él llama leyes débiles fronterizas, el presidente estadounidense, Donald Trump, ha firmado este miércoles una orden para que el Pentágono y otras agencias del Gobierno le presenten un plan para militarizar la frontera con México con la Guardia Nacional.

 

El Pentágono “deberá apoyar al Departamento de Seguridad Nacional en asegurar la frontera sur y tomar otras medidas necesarias para detener el flujo de drogas mortales y otro contrabando, pandilleros y otros delincuentes, e indocumentados a este país”, ordenó Trump. Le  ha dado 30 días al jefe del Pentágono, James Mattis; al fiscal general, Jeff Sessions; y a la secretaría de Seguridad Nacional; Kirstjen Nielsen, para que le presenten un informe conjunto que detalle el “plan de acción” para militarizar la frontera con México.

 

La Casa Blanca anunció esta semana que está preparando una nueva propuesta de ley sobre inmigración, aunque aún no se han dado detalles sobre el contenido de ese plan.