1. Ai para que le sigan comprando pistolita a sus niños y enseñarlos a belicosos. Ahora traen un reverendo desmother en Guerrero y hacia el interior de las fuerzas armadas después de que el 5 de noviembre pasado, seis exempleados de la empresa de armas alemana Heckler & Koch (H&K) fueron acusados de violar la Ley de Control de Armas de Guerra. Qué hicieron? Pues ai nomás “participar en los envíos ilegales de rifles de asalto G36 alemanes a México, entre 2006 y hasta 2009”.Usté dirá y eso a mí qué? Si a mí no me alcanza ni para resortera o gas pimienta. Resulta que esos rifles llegaron a manos del ejército mexicano y de forma muy misteriosa “algunos de ellos”, pasaron a manos de la policía de Iguala. Lo peor del caso es que con ellos dispararon la noche de la terrible tragedia de Ayotzinapa. Como ven? Y ahora se avientan la bolita unos a otros y no hay a quien cargarle los muertitos.