El caso de Jessica Gabriela Hernández parece sacado de una película de terror, lamentablemente no es así, es una de esas veces en que la realidad supera a la ficción.

Jessica estaba en su octavo mes de embarazo y por medio de facebook contacto con una persona que dijo le daría ropa para su bebé. Ella acudió a la cita y ya no regreso.

Jessica fue reportada como desaparecida desde el 27 de marzo. Sus familiares y amigos se movilizaron en su búsqueda con fotografías y datos que dieran con su paradero. A través de Facebook y otras redes sociales la imagen de la joven se hizo viral. Las esperanzas terminaron con el descubrimiento este domingo del cuerpo de Jessica sin vida en una casa de la Colonia Nuevo Progreso en Tampico.

La vivienda es una mujer que ha sido identificada como Cynthia, la presunta asesina Cynthia Fátima “N”, acudió al hospital general Carlos Canseco, de Tampico, con el cuerpo sin vida del recién nacido.El bebé era el de Jessica.

La mujer  llegó junto con su pareja al centro de salud argumentando que había sufrido un aborto, pero los médicos comprobaron que era mentira y avisaron a las autoridades, que detuvieron a la pareja. Más tarde, encontraron el cuerpo sin vida de la joven en el domicilio de la presunta asesina, dentro de una bolsa escondida debajo de una cama.

Autoridades mantienen detenidos a Cynthia y su pareja mientras continúa  la investigación.