Nombrar la epilepsia es algo que no le suena raro a la mayoría de las personas, tan solo en México afecta a 2 millones de personas y a nivel mundial a más de 50 millones, pero conocer la enfermedad y saber cómo abordarla es algo muy diferente.

 

Cuando supe que alguien muy cercana a mi, tenía epilepsia, me di cuenta que en realidad no sabía nada sobre la enfermedad y pensé que lo mejor que podía hacer era informarme  para saber a que se enfrentaba ella dia a dia y que hacer en caso de que tuviera un episodio estando conmigo. Al buscar información supe, que aunque se ha mejorado mucho en la percepción que se tiene de este padecimiento, estamos ante una enfermedad neurológica, desconocida rodeada de muchos mitos que en ocasiones pueden llegar a poner en riesgo a quienes la tienen. Por ello, los afectados, además de hacer frente a la epilepsia, tienen que luchar contra el estigma social que la acompaña.

 

Para crear conciencia sobre este mal nació en 2008 El “Purple Day” o Dia Púrpura. Cassidy Megan de 19 años, de Nueva Escocia, Canadá, diagnosticada con epilepsia a la edad de 7 años, quiso ayudar a desechar algunos de los mitos sobre epilepsia que puede nublar la opinión del público en general de las personas con la condición y permitir que otros con epilepsia sepan que no están solos., . Cassidy optó por el color púrpura porque en algunas culturas la flor de lavanda se asocia con la soledad, un sentimiento representativo del aislamiento en que a menudo se encuentran muchas personas afectadas por la epilepsia y otros trastornos convulsivos. En definitiva, el sueño de Cassidy es que las personas con epilepsia de cualquier parte del mundo sepan que no están solas. Gracias a ella y con el respaldo de la comunidad médica mundial,  el 26 de marzo se celebra en todo el mundo el Día Internacional de la Epilepsia.

 

Así que el día de hoy vístete de púrpura, informate, derrumba mitos y demuestrale a las personas con epilepsia que no están solos.

 


Comentarios