El Departamento de Estado norteamericano pedirá que todos los solicitantes de visas provean sus historiales y nombres en redes sociales, direcciones previas de correo electrónico y números telefónicos, en otras palabras quiere tener permiso para “stalkearlos”.

La nueva propuesta, que refuerza la promesa del presidente Donald Trump de “investigación exhaustiva” a los extranjeros que quieran entrar a Estados Unidos para prevenir el terrorismo, fue publicada en el Registro Federal el dia de hoy, y hay un plazo de 60 días, en los que se recibieron comentarios públicos sobre los procedimientos revisados antes de que la Oficina de Administración y Presupuesto (OMB) los apruebe o los rechace.

Antes los funcionarios consulares recibían instrucciones de recopilar identificadores de redes sociales solo cuando determinaban “que dicha información es necesaria para confirmar identidad o llevar a cabo inspecciones de seguridad nacional más rigurosas, estas solicitudes eran unas 65 mil anualmente. De aprobarse la nueva regla se afectaría a 710 mil solicitantes de visas de inmigrantes y 14 millones de solicitantes de visas turística incluyendo aquellos que quieren viajar a EU por razones de negocios o educación.

Solamente los solicitantes de ciertos tipos de visas diplomáticas y oficiales podrán estar exentos de esta norma.


Comentarios